Médicos marchan en apoyo de compañeros y piden no ser criminalizados

Miles de personas marcharon en varias ciudades de México en apoyo a 16 de sus colegas que enfrentan un proceso penal por negligencia
| Otra fuente: CNNMéxico

Al grito de "¡Somos médicos, no asesinos!", miles de médicos marcharon este domingo en Guadalajara y varias ciudades de México en apoyo a 16 galenos que enfrentan un proceso penal por la muerte de un menor.

Al menos unos 5,000 personas protestaron este domingo en Guadalajara, según fuentes oficiales, y unas 12,000 en cifras de los organizadores, con la leyenda #yosoymédico17.

En mayo pasado, un tribunal falló contra a los médicos que atendieron en 2009 a un adolescente de 15 años en el Centro Médico de Occidente de Guadalajara, Jalisco. El menor murió debido a un supuesto mal diagnóstico.

La familia comenzó un proceso contra los médicos tratantes por su probable responsabilidad en el delito de homicidio culposo por negligencia, un hecho sin precedentes en México.

El joven había sido internado en noviembre de 2009 por un dolor abdominal. El primer diagnóstico fue una crisis asmática complicada por un paro cardiorrespiratorio, por lo que fue trasladado al área de terapia intensiva, según declaraciones del padre del joven, Sergio Gallardo, forense de profesión.

Durante dos semanas, el adolescente fue sometido a siete cirugías exploratorias en el abdomen, en una de las cuales un catéter le perforó el pulmón izquierdo, y el intestino en otra, además de sufrir una hemorragia severa.

El joven permaneció un mes más internado y falleció en enero de 2010, con un diagnóstico de infección, pero el padre de la víctima asegura que no se le detectó una tuberculosis abdominal y que no se realizó ningún otro peritaje o estudio para confirmar las causas de la muerte.

"El niño llegó en paro, padecía además obesidad mórbida, era evidente el descuido de los padres, y ahora el padre encontró una forma de tener un beneficio económico", comentó una de las médicas que marcharon en la capital tapatía.

Los manifestantes señalan que el caso de sus colegas enarbola como un ejemplo del precario sistema de salud pública del país, y denunciaron la excesiva carga de trabajo a la que son sometidos en el seguro social médico de este país de 118 millones de habitantes.

"Lo que queremos es que no se criminalice nuestra profesión", dijo Jorge Estrafón, uno de los organizadores de la manifestación.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) expresó su apoyo incondicional jurídico a los médicos acusados.

En un comunicado, destacó que la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) analizó el caso y en su artículo resolutorio final determinó que la defunción del paciente, ocurrida en noviembre de 2009 no se debió a negligencia médica.

"No se debió a la mala praxis, sino por la respuesta inflamatoria sistémica desencadenada por hipoxia grave, choque y paro cardiorrespiratorio, con repercusiones sistémicas y múltiples procesos infecciosos que, pese al correcto manejo, lo llevaron a la falla orgánica múltiple", apunta el texto.

La semana pasada los titulares de las direcciones Jurídica, de Prestaciones Médicas y de Vinculación y Evaluación de Delegaciones, se trasladaron a Guadalajara para dialogar con los médicos inculpados y sus abogados por instrucciones del titular del IMSS, José Antonio González Anaya. 

El padre del menor afectado señaló que los médicos acusados no podrán pisar la cárcel puesto que según la Ley Federal de Responsabilidad de Servidores Públicos, serán cesados de su cargo mientras se realice el procedimiento legal.

Con información de EFE, AFP y Notimex

Ahora ve
La última semana muestra ejemplos de la violencia excesiva que vive México
No te pierdas
×