El papa analiza visitar México en septiembre de 2015, pero "no es seguro"

Fracisco dijo que está considerando la posibilidad de ver a la Virgen de Guadalupe como una escala tras su visita que haga a Estados Unidos
'Abrazos y lagrimas' en Corea del Sur por el papa
/
(Reuters) -

Septiembre de 2015 podría ser la fecha del regreso de un papa a México, pues este lunes Francisco dejó entrever la posibilidad de hacer una escala en el santuario de la Virgen de Guadalupe, aunque todavía "no es seguro".

El papa realizará ese mes una visita a Estados Unidos para participar en el Encuentro de las Familias, en la ciudad de Filadelfia. Aunque aún está elaborando su agenda, Francisco se mostró abierto a viajar a la Ciudad de México en esa gira por Norteamérica.

"Los mexicanos quieren que vaya en esa ocasión, (a ver) a la Virgen de Guadalupe y se podría aprovechar, pero no es seguro", dijo el papa durante una charla que sostuvo con periodistas en el avión que lo llevaba de regreso a Roma, luego de su gira por Corea del Sur.

El papa Juan Pablo II realizó cinco viajes a México, el país de América Latina y uno de los cinco del mundo, que más visitó durante su pontificado. Mientras que Benedicto XVI, hoy papa emérito, visitó el territorio mexicano en una ocasión, en el año 2011.

En la agenda, el Pontífice Francisco ya tiene confirmada su visita a Albania, "donde se ha creado un gobierno de unidad nacional entre musulmanes, ortodoxos, católicos, con un consejo interreligioso que ayuda mucho y que es equilibrado", explicó a los reporteros.

"También fui invitado por el presidente de Estados Unidos al Congreso estadounidense y también por el secretario de las Naciones Unidas a Nueva York", adelantí Francisco, quien agregó que la posibilidad sería visitar conjuntamente Filadelfia, Washington y Nueva York.

Entre los países a los que aún no hay nada definido es España, que podría visitar también en 2015.

"Los reyes me invitaron, el episcopado me invitó, pero no hemos decidido", fue la respuesta del pontífice sobre un eventual viaje a España con motivo de la celebración del Quinto Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús”, explicó Francisco.

'Renunciaría, si sintiera que ya no puedo'

En su charla con la prensa, el papa también dijo que renunciaría al pontificado si siente que no puede continuar con su misión, tal como lo hiciera su predecesor.

"¿Y si yo sintiera que ya no puedo seguir? Haría lo mismo. Rezaré, pero creo que haría lo mismo", respondió a los periodistas que viajaban con él. Y aunque "esta idea no guste a muchos teólogos", para él, la figura del papa emérito "no es una excepción".

Para el pontífice argentino, "el papa emérito sigue siendo una institución, porque nuestra vida se alarga y a una cierta edad ya no se tiene la capacidad para gobernar bien, porque el cuerpo se cansa".

El papa respondió así al describir cómo transcurre su convivencia con el papa emérito Benedicto XVI, quien renunció al pontificado al alegar que le "faltaban las fuerzas" el 28 de febrero de 2013.

"Nos vemos. Antes de partir fui a visitarlo. Dos semanas antes, me envió un escrito interesante y me pedía mi opinión. Tenemos una relación normal", explicó.

Al respecto de su salud y del poco descanso, Francisco explicó que pasó sus vacaciones en casa como lo ha hecho siempre.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Pasé las vacaciones en casa, como hago normalmente (...) Tengo alguna neurosis y hay que curarla bien. La mía es que soy un poco apegado a mi hábitat. La última vez que fui de vacaciones, con la comunidad jesuita, fue en 1975", recordó.

En este periodo de descanso en julio, Francisco relató que se dedicó a dormir más, a leer cosas que le gustan, escuchar música y rezar más.

Ahora ve
Maduro afirma que “el objetivo de EU es ocupar militarmente Venezuela”
No te pierdas
×