Los Cabos, incomunicado en vías terrestres, marítimas y aéreas por 'Odile'

Las autoridades instalarán puente aéreo para ayudar a la población de Baja California Sur por la tormenta tropical que recorre la península
Los Cabos, incomunicado tras el paso de 'Odile'
| Otra fuente: CNNMéxico

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) anunció que se espera instalar un puente aéreo este martes para ayudar a la población del municipio de Los Cabos, Baja California Sur, tras el paso del huracán Odile, que se degradó a tormenta tropical este lunes por la noche.

El centro turístico de Los Cabos, una de las zonas más afectadas, se encuentra incomunicado en sus vías terrestres, marítimas y aéreas.

El presidente Enrique Peña Nieto prevé viajar a la entidad del noroeste mexicano luego de encabezar este martes el desfile conmemorativo del 16 de septiembre, reportó la agencia de noticias Notimex.

La aerolínea Interjet informó que los aeropuertos de Los Cabos y de La Paz están inoperativos debido al mal tiempo.

En tanto, para las 22:15 horas del lunes (tiempo del centro de México), Odile se localizaba en tierra aproximadamente a 35 kilómetros al sur-suroeste de Mulegé y a 95 kilómetros al noroeste de Loreto, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

La tormenta tropical presenta vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora, con rachas de 140 kilómetros por hora, detalló el SMN.

Odile se desplaza hacia el nor-noroeste a 20 kilómetros por hora.

"Se mantiene la alerta para Baja California Sur; en la costa oeste, desde Cabo San Lázaro, hasta Punta Abreojos, y en la costa este, desde San Evaristo hasta Santa Rosalía", informó antes el SMN.

Además, hay alertas por vientos de tormenta tropical en la costa este, desde el norte de Santa Rosalía hasta San Felipe, Baja California.

El coordinador de Protección Civil, Luis Felipe Puente, dijo este lunes a medios que hay un total de 30,000 turistas en Los Cabos —26,000 extranjeros y 4,000 nacionales— y se espera que la ayuda aérea pueda operarse, si las condiciones climatológicas lo permiten a los aviones de las Fuerzas Armadas.

Hasta el momento no se reportan muertos por el paso de la tormenta tropical, pero sí apagones con 239,211 servicios afectados y 4,296 restablecidos, lo cual ha traído problemas para el abastecimiento de agua potable, además de combustible, en el municipio sudcaliforniano.

El director de la Conagua, David Korenfeld, indicó que aunque se ha degradado el ciclón, el fenómeno seguirá avanzando por más municipios de Baja California Sur.

Mientras tanto, la zona de baja presión ubicada al sur del Golfo de Tehuantepec, elevó a 80% su probabilidad de desarrollo ciclónico, de acuerdo con el pronóstico a 48 horas.

"La zona de baja presión se localiza a 620 kilómetros al sur de Puerto Ángel, Oaxaca, y se mueve lentamente al oeste-noroeste, con vientos sostenidos de 45 kilómetros por hora y rachas de hasta 55 kilómetros por hora".

En el sureste de México, se prevé que la Onda Tropical Número 30 ocasione lluvias intensas (de 75 a 150 mm) en zonas de Chiapas, Veracruz y Oaxaca; muy fuertes (de 50 a 75mm) en zonas de Tabasco y Campeche, y fuertes (de 25 a 50 mm) en regiones de Yucatán y Quintana Roo.

Las autoridades de Sinaloa ordenaron el cierre a la navegación por los altos oleajes, y el gobernador Mario López decretó la suspensión de clases, de acuerdo con un cable de la agencia gubernamental Notimex.

Difícil experiencia

Sarah McKinney estaba en Cabo San Lucas, pasando unos días de licencia de maternidad de su trabajo en Arkansas (Estados Unidos), cuando Odile, entonces huracán de categoría 3, golpeó la noche del domingo.

Ella y su hija recién nacida, Madison, ya habían sido evacuadas de su hotel a un segundo más seguro. Pero incluso allí, la habitación rugió como un túnel de viento mientras Odile pasaba.

Al menos 15,000 turistas vivían lo mismo, dijo el director de Protección Civil federal, Luis Felipe Puente.

"Nos tomó por sorpresa. El mar está muy agitado, yo creo que esto se va a poner muy feo", comentó a la agencia AFP el surfista hawaiano Steve Clement, entrevistado en Los Cabos.

Gordon Peter, un estadounidense de 65 años que llevaba una semana en este destino turístico, tenía que tomar su vuelo de vuelta a casa este domingo, pero ahora forma parte de los turistas varados en el lugar debido a las malas condiciones meteorológicas.

"Pasaré la noche en el lobby de mi hotel. No pude encontrar otro cuarto", comentó Peter a AFP.

Daniel Manzini, subgerente del hotel Hyatt Place de San José del Cabo, aseguró que pese a la amenazadora presencia de Odile, "los turistas no han entrado en pánico. El hotel es seguro y puede convertirse en un albergue".

En emergencia

Odile tocó tierra el domingo en las inmediaciones de Los Cabos en categoría 3.

El avance del ciclón provocó la evacuación de unas 7,000 personas en la entidad y 3,000 habitantes se encuentran en refugios temporales desde el domingo, informaron las autoridades federales. El fenómeno afectará a los cinco municipios de la entidad, especialmente La Paz y Loreto.

Estos municipios recibieron este lunes apoyo por parte del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) por las lluvias provocadas por el huracán Norbert a principio de mes, además de los municipios de Aldama, González, Llera, Victoria y Xicontécatl en Tamaulipas afectados por precipitaciones severas el pasado 3 y 4 de septiembre.

La alerta por efectos de Odile se extiende desde Punta Abreojos hasta Santa Rosalía, Baja California Sur. Además, se establecieron zonas de alerta por tormenta tropical desde San José de las Palomas, Baja California, hasta Punta Abreojos, Baja California Sur, en la costa occidental.

Asimismo, desde Santa Rosalía, Baja California Sur, hasta Bahía de Los Ángeles, Baja California, en la costa oriental, y desde Puerto Libertad, Sonora, hasta Altata, Sinaloa, indicó el SMN.

Las operaciones en el aeropuerto de Los Cabos fueron suspendidas la tarde del domingo y se prohibió la navegación en todos los puertos del sur de la península, se suspendieron las clases previstas para este lunes y se cancelaron las celebraciones agendadas por las fiestas nacionales de la independencia de México.

Las bandas nubosas de Odile afectarán el norte, noroeste del país y occidente, con lluvias torrenciales en Baja California Sur, intensas en Sinaloa, muy fuertes en Baja California, Sonora, Nayarit, Jalisco, Colima y Durango, y muy fuertes en Chihuahua y Michoacán.

El gobierno de Baja California Sur determinó cerrar el domingo la carretera transpeninsular hacia el sur de la entidad, por la alerta roja decretada ante la proximidad del fenómeno meteorológico.

El gobernador Marcos Covarrubias dio a conocer que la alerta roja se mantiene, por lo que se efectuarán cortes de energía eléctrica para evitar riesgos.

 

Ben Brumfield contribuyó con este reporte

Ahora ve
Cámaras de seguridad captan a un extraño objeto iluminando el cielo
No te pierdas
×