El alcalde de Iguala, en el centro de polémicas y acusaciones

La gestión de José Luis Abarca y sus posibles nexos con el crimen están bajo la lupa tras la desaparición de 43 estudiantes normalistas
"Aplicaremos la ley a responsables de caso Iguala"
| Otra fuente: CNNMéxico

La desaparición de 43 estudiantes normalistas, luego de que fueron atacados por policías municipales de Iguala, ha puesto bajo la lupa la gestión del alcalde con licencia de esta localidad del estado de Guerrero, José Luis Abarca, a quien las autoridades han citado para que aclare su relación con los hechos y si tiene o no vínculos con el crimen organizado. 

Lee: El exalcalde de Iguala y su esposa son detenidos en la Ciudad de México

Electo en 2012 por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Abarca enfrenta un proceso de desafuero en el Congreso estatal, que si es aprobado permitiría a la Fiscalía General guerrerense abrir una acción penal en su contra. 

El proceso para desaforarlo comenzó a raíz de un incidente ocurrido el pasado viernes 26 de septiembre, cuando policías de Iguala —la tercera ciudad más importante del estado— dispararon contra estudiantes normalistas de Ayotzinapa, causando la muerte de dos de ellos. Además, desde que estos hechos sucedieron se desconoce el paradero de otros 43 jóvenes. 

Tras un llamado de la dirigencia del PRD, Abarca pidió y recibió licencia al cargo. Sin embargo, conforme han transcurrido los días, las acusaciones en su contra por otros crímenes han aumentado, el propio PRD ya resolvió expulsarlo de sus filas y él no ha reaparecido públicamente.

Al respecto, líderes de la corriente perredista Nueva Izquierda —la cual promovió su postulación como candidato— dijeron a CNNMéxico este martes que recientemente hablaron por teléfono con Abarca, y que éste señaló que "tiene miedo" de ser detenido si acude a declarar, por la forma en que se ha manejado la información del caso.

La muerte de un líder social 

El 30 de mayo de 2013, Arturo Hernández Cardona —líder del grupo social Unión Popular y consejero estatal del PRD— desapareció junto con otras siete personas cerca de Iguala. El 3 de junio, su cadáver y el de otros dos hombres fueron abandonados al pie de una carretera estatal. 

A decir de testigos, la desaparición siguió a una protesta que encabezó Hernández Cardona con otros dirigentes políticos en la plaza principal de Iguala, para exigir fertilizantes al gobierno municipal. 

Lee: Activistas toman una alcaldía de Guerrero tras asesinato de compañeros

Según un testimonio de Nicolás Mendoza, quien dice haber sido capturado por hombres armados y logrado escapar, fue Abarca quien asesinó personalmente al líder social, reportó este martes el diario Reforma, citando una copia de una declaración ante las autoridades. 

"Que tanto estás chingando con el abono (fertilizante), me voy a dar el gusto de matarte", dijo el alcalde, según el testimonio. "Es el presidente José Luis Abarca Velázquez quien le da un escopetazo en la cara y otro en el pecho", afirma Mendoza.

A un año y cuatro meses del crimen, la Fiscalía General de Guerrero mantiene abierta la investigación, en la cual no hay responsables hasta el momento. Sin embargo, la averiguación "no descarta absolutamente ninguna línea de investigación", dijo a CNNMéxico el vocero de la dependencia, Jorge Valdez.

"Está la fiscalía abierta y procede con una investigación", señaló el portavoz. "Continúan compareciendo a declarar la viuda (Sofía Mendoza), que es actualmente regidora del ayuntamiento (de Iguala), y se ha presentado a declarar la hija (Soledad Hernández)", agregó. 

Sobre el caso, la organización Amnistía Internacional (AI) señaló que "a pesar de que había evidencias que implicaban la participación del presidente municipal de Iguala", la investigación ha fallado en "garantizar la justicia". 

En una reunión con periodistas extranjeros, el procurador general Jesús Murillo Karam dijo que no cuenta con información de posibles nexos de Abarca con el crimen organizado. Explicó que un líder del PRD, René Bejarano, dijo que aportaría pruebas.

"Lo que él me dijo que iba a traer pudo haber generado alguna idea de complicidad o liga (del alcalde) con el narcotráfico, pero nunca lo trajo", señaló Murillo al referirse a lo ocurrido el 26 de septiembre.

"Estoy enormemente interesado en encontrar todo el hilo de esta madeja y poder aplicar la ley a quienes pudo afectar a la sociedad de una manera tan brutal como esta", dijo el procurador, reportó la agencia EFE.

Los normalistas desaparecidos 

El 26 de septiembre pasado, estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa intentaron tomar por la fuerza tres autobuses y usarlos para transportarse, pero la policía municipal abrió fuego para detenerlos, lo que dejó dos jóvenes muertos. Ese mismo día, en otros hechos, cuatro personas más murieron en la localidad. 

Según un reporte del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), citado por el diario El Universal, los normalistas querían dirigirse al mitin de la esposa de Abarca, María de los Ángeles Pineda Villa, presidenta del sistema municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), en el que planeaban hacer una protesta. 

Al enterarse de esto —indica el citado reporte—, ella misma fue quien ordenó al jefe de la policía del municipio, Felipe Flores, que impidiera la llegada de los estudiantes. 

Según la fiscalía estatal, 57 normalistas desaparecieron tras la confrontación. De ellos, 14 regresaron a sus casas horas después y otros 43 quedaron desaparecidos. 

Las autoridades trabajan para corroborar si los restos de 28 personas encontrados el fin de semana en fosas clandestinas en un paraje de Iguala corresponden con las víctimas. En tanto, 22 policías que participaron en la balacera fueron detenidos, la Procuraduría General de la República (PGR) investiga si hay participación del crimen organizado, mientras Abarca contitúa sin aparecer públicamente. 

El gobernador Ángel Aguirre ha solicitado la comparecencia del alcalde y este martes dijo a la emisora Grupo Imagen que la fiscalía investiga si los policías "entregaron" a los jóvenes a un hombre identificado como el Chuky, presunto líder delincuencial en el estado. 

Consultada al respecto, la vocería de la PGR indicó a CNNMéxico que aún no hay una línea de investigación sobre cuál fue el móvil de la desaparición de los jóvenes. 

¿El crimen en la policía? 

Tras los hechos de Iguala, el gobernador indicó este martes que propondrá al gobierno federal una investigación conjunta con el estado para identificar las corporaciones de policía municipales que estén "infiltradas" por el crimen organizado, con el fin de llegar a "una limpieza" de alcaldías.

"Sabemos de la infiltración de los grupos delictivos en varios municipios del territorio de nuestro estado. Que se lleve a cabo una investigación a los 81 alcaldes del estado, más allá de su filiación partidista", dijo Aguirre a Grupo Imagen. 

"Desde ahora estamos exigiendo y estamos pidiendo que, con el apoyo del gobierno federal, en aquellos casos en que se acredite que hay policías coludidos, como en el caso de Iguala, actuaremos pronto y de manera resuelta", añadió. 

La Gendarmería nacional sustituyó a la policía municipal desde este lunes, mientras que las fuerzas estatales y el Ejército realizarán revisiones en retenes, explicó el gobernador. 

"No fuimos cuidadosos": PRD 

El nuevo líder nacional del PRD, Carlos Navarrete, encabezó este martes una sesión de la dirigencia de su partido en Iguala, donde reconoció que el perredismo no puso suficiente atención a los señalamientos contra Abarca en 2013, ni incluso en su selección como candidato. 

"No fuimos lo suficientemente cuidadosos. Permitimos que un candidato externo fuese candidato a la presidencia municipal de Iguala, y que incluso dirigiera la infiltración de la policía municipal por parte de la delincuencia organizada", afirmó Navarrete a medios. 

Agregó que aunque hubo señalamientos directos contra Abarca, como los del líder de la corriente perredista Izquierda Democrática Nacional (IDN), René Bejarano, la dirigencia anterior, a cargo de Jesús Zambrano, no prestó atención adecuada al caso del asesinato de Hernández Cardona.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El caso ha generado dudas sobre los mecanismos que utilizan los partidos para verificar si sus candidatos tienen o no nexos con el crimen, en particular por el proceso electoral 2014-2015, que a nivel federal arrancó formalmente este martes.

Laura Reyes y Darío Martínez contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
¿Irías a un restaurante en una cárcel? Esta ONG lo hace posible
No te pierdas
×