5 entidades concentran la mitad de las desapariciones del país

Tamaulipas, Jalisco, Estado de México, DF y Coahuila encabezan la lista de desaparecidos, según cifras oficiales actualizadas a agosto
  • A+A-
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Cinco entidades concentran 50% del número de desaparecidos en México, que hasta agosto pasado ascendía a 22,322 personas, según las cifras oficiales más recientes. 

Ese porcentaje lo conforman Tamaulipas, con 4,875 casos; Jalisco, con 2,113; Estado de México, con 1,554; Distrito Federal, con 1,450, y Coahuila, con 1,332, de acuerdo con estadísticas que el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED) entregó a CNNMéxico el 15 de octubre. 

El RNPED comenzó a elaborarse en 2011, durante el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), a raíz de exigencias de organizaciones civiles para que se atendiera el problema de los desaparecidos en el país. 

La base de datos es operada por el gobierno federal, a través de la Procuraduría General de la República (PGR) y del secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), y se actualiza a partir de la información reportada por las procuradurías locales.

Si lees esta nota en un dispositivo móvil, da clic aquí para ver la infografía completa.

De las cinco entidades con más casos, la cantidad registrada en Tamaulipas —un estado ubicado al norte de México— equivale a una desaparición por cada 178 familias.

Además, Tamaulipas también es considerado uno de los más violentos por su tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes, que asciende a 13.25 cuando la media nacional es de 8.85 en lo que va del año. Las autoridades atribuyen esta situación a la operación de grupos del crimen organizado que se disputan rutas para enviar droga a Estados Unidos y cometen secuestros y extorsiones. 

En agosto de 2010, por ejemplo, la Marina mexicana halló una fosa clandestina con los cadáveres de 72 migrantes, que fueron secuestrados y después asesinados por el grupo delictivo de Los Zetas, según informó entonces el gobierno federal.

De acuerdo con las estadísticas del RNPED, otras entidades donde se registran más de 1,000 desapariciones son Sinaloa (1,289), Baja California (1,260), Guanajuato (1,207) y Chihuahua (1,127).

El 'eco' de Guerrero

El tema de los desaparecidos en México genera controversia desde el gobierno anterior, luego de que organizaciones civiles afirmaran que las desapariciones aumentaron debido a que la estrategia de seguridad del entonces presidente, Felipe Calderón, provocó más violencia. 

Durante la primera mitad del año, el gobierno de Enrique Peña Nieto causó polémica al informar que la cifra de personas desaparecidas había bajado de 26,000 a 8,000, para después indicar que era de 16,000 con corte a junio.

Activistas consultados entonces acusaron a las autoridades de manejar el dato con poca seriedad y "falta de respeto" hacia los familiares.

LEE: ONG acusan falta de sensibilidad y seriedad en cifras sobre desaparecidos

El asunto ha vuelto a atraer la atención pública —incluso de parte de otros países y de organismos internacionales— a raíz de la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa ocurrida en el municipio de Iguala, Guerrero, tras un incidente en el que fueron atacados por policías locales la noche del 26 de septiembre.

Al igual que Tamaulipas, Guerrero es considero uno de los estados más violentos del país. En homicidios, por ejemplo, en lo que va del año tiene a nivel nacional la tasa más alta por cada 100,000 habitantes (29.01) y ocupa el segundo lugar en esos crímenes en términos absolutos (1,029, sólo detrás de los 1,324 del Estado de México).

Sin embargo, Guerrero no aparece en los primeros sitios en la cantidad de desapariciones, sino hasta el escalón 14 con 406 casos.

Chasel Colorado, coordinadora de Incidencia en Políticas Públicas de la organización Amnistía Internacional (AI), señaló al respecto que las cifras del RNPED no reflejan la magnitud del problema en todos los estados, pues algunos carecen de mecanismos para registrar todas las desapariciones que ocurren en sus territorios y a su vez reportarlas al gobierno federal. 

"Esa invisibilidad que se podría ver en algunos estados de este tipo de problemática atiende a que no se están documentando y no se están agregando a un registro oficial los casos de personas desaparecidas", dijo Colorado en entrevista. 

"Esto va un paso más arriba, desde que no hay un programa nacional de búsqueda de personas desaparecidas o no localizadas que articule todos los esfuerzos", agregó. 

El plan de búsqueda, aún pendiente

Hasta ahora, la PGR atribuye la desaparición de los normalistas a que policías de Iguala y del municipio de Cocula ligados al crimen organizado los entregaron al grupo conocido como Guerreros Unidos.

Los familiares de los jóvenes exigen que sean localizados a la brevedad y que se castigue a los responsables, entre los que acusan al ahora exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, quien fue retirado del cargo por el congreso local.

Además, las familias consideran que hay poca claridad en las investigaciones, un reclamo que se repite en otras indagatorias sobre la desaparición de personas, afirman las organizaciones civiles.

En agosto, cuando la subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales de la PGR, Mariana Benítez Tiburcio, dio a conocer la cifra más actual de desaparecidos en el país, señaló que el tema es "prioridad" para el presidente Enrique Peña Nieto, por lo que el gobierno federal trabaja con autoridades de otros niveles para homologar los criterios para registrar casos y realizar la búsqueda de personas. 

La finalidad de estas acciones, según la subprocuradora, es construir un Plan Nacional de Búsqueda "sistematizado y de carácter permanente", que incluya puntos como la creación de una red de funcionarios dedicados a este asunto, el establecimiento de un protocolo único en la materia, la capacitación de los servidores públicos involucrados y la celebración de audiencias "continuas y periódicas" para informar a los familiares de los avances de una investigación.

Ahora ve