Maestros toman la alcaldía de Acapulco en protesta por el caso Ayotzinapa

La protesta fue pacífica; los profesores inconformes advierten que bloquearán el Ayuntamiento del puerto turístico de forma indefinida
Exalcalde y esposa, detrás de desaparición: PGR
Autor: Laura Reyes | Otra fuente: 1

Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) e integrantes de organizaciones sociales tomaron de manera indefinida y pacífica el Palacio Municipal del puerto turístico de Acapulco para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde hace 27 días tras haber sido atacados por policías de Iguala.

Desde las 08:00 horas, una comisión de profesores arribó a la explanada principal del Ayuntamiento e ingresó a las oficinas para pedir a algunos de los trabajadores, que ya estaban en sus oficinas, que salieran porque lo iban a cerrar.

Después se instalaron en la explanada y tomaron la puerta principal, donde colgaron mantas con leyendas como "Ayotzinapa Vive" y "Vivos se los llevaron, vivos los queremos".

Aproximadamente a la 13:30 horas, normalistas de Ayotzinapa y maestros de la CETEG tomaron momentáneamente la caseta de peaje de La Venta de la Autopista del Sol, donde pidieron a los automovilistas una "cooperación" para poder pasar.

Más tarde, cerca de las 14:30 horas, los manifestantes hicieron lo mismo en la caseta de cobro del Maxitúnel de Acapulco, una vía de cuota que conecta a la periferia del puerto con el centro de la ciudad.

El vocero de la CETEG en Acapulco, Walter Añorve, informó que todas las acciones que van a desarrollar en este puerto turístico, como la toma del Ayuntamiento, serán por la vía pacífica.

"La exigencia de la presentación con vida de las 43 víctimas de desaparición forzada de nuestros compañeros, en este que fue un crimen de Estado (...) nuestras tomas y movilizaciones en Acapulco serán pacíficas, y hoy la muestra es la toma del Ayuntamiento", señaló.

El representante de la organización magisterial disidente lamentó que la Procuraduría General de la República (PGR) no tenga "un solo avance positivo" en la búsqueda y localización de los 43 normalistas.

"Tal parece que retrasan este proceso, que se tratan de hacer un procedimiento tardío cuando hay familias que se encuentran en al zozobra y la incertidumbre. Desde aquí les decimos que no se vale jugar con los sentimientos de los padres de familia", dijo el líder magisterial.

Los inconformes exigieron justicia para las seis personas que murieron en los ataques armados que perpetraron policías municipales de Iguala y hombres armados del grupo delictivo Guerreros Unidos el 26 y 27 de septiembre; entre las víctimas hubo tres normalistas, una civil y dos miembros del equipo de fútbol Avispones.

Los manifestantes recalcaron que no levantarán las tomas de los ayuntamientos hasta que el gobernador, Ángel Aguirre Rivero, presente su renuncia y le apliquen juicio político, como al exalcalde prófugo de Iguala, José Luis Abarca, quien es señalado por la PGR de ser junto con su esposa los autores intelectuales de la agresión.

El director de Comunicación Social del gobierno municipal de Acapulco, Ricardo Castillo, confirmó a CNNMéxico que la toma fue pacífica y que desde la tarde del miércoles sacaron documentación.

"Ya había un grupo de trabajadores cuando llegaron los maestros, entonces pues nos pidieron, nos dieron la oportunidad de desalojar por la vía pacífica y salieron los trabajadores sin ningún problema", explicó.

El funcionario municipal afirmó que las actividades no están detenidas porque la mayoría de las oficinas administrativas y de trámites están en otras zonas.

El Palacio Municipal de Acapulco atiende diariamente a aproximadamente 1,000 personas, y en esas oficinas laboran cerca de 7,000 personas, según datos del director de Comunicación Social.

"No tenemos los servicios parados, desde anoche (miércoles) retiramos equipo y documentos porque la actividad no se puede detener (...) no nos oponemos a su lucha, expresamos la solidaridad y nos unimos a la demanda de que aparezcan vivos (los normalistas)", dijo.

En tanto, las instalaciones del Poder Judicial en el puerto fueron resguardadas por policías antimotines.

Acciones radicales tras ultimátum

El dirigente del Movimiento Popular Guerrerense (MPG) en Acapulco, Marco Antonio Adame, precisó que el emplazamiento que hicieron padres de los normalistas desaparecidos al final de la marcha de este miércoles en la Ciudad de México, en el sentido de otorgar sólo dos días más al gobierno federal para la presentación con vida de sus hijos, se debe a que las víctimas ya no "toleran" la incertidumbre.

"Están urgiendo al gobierno que a la voz de ya los presenten, el gobierno sabe (el paradero de los jóvenes) y la gente no cree que el gobierno no sepa, por eso están presionando de esa manera. Si estuviéramos en su lugar, haríamos lo mismo", indicó.

El líder social adelantó que, después de esos dos días, podrían tomar la decisión de "radicalizar" acciones, pero indicó que esas decisiones deberán ser definidas por los padres.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sobre los saqueos a tiendas departamentales en Iguala ocurridos este miércoles, la Ceteg se deslindó de esos hechos, pero se adjudicaron la quema del Palacio Municipal de Iguala porque consideran que está "manchado de sangre" y con "vínculos oscuros".

"La marcha nunca pasó por esa (plaza) galería. El coraje y la rabia, la frustración obedece a lo que ocurrió en Iguala, pero nunca saqueamos, quienes saquearon fueron fuerzas extrañas al movimiento", dijo el vocero de la Ceteg en Acapulco.

Ahora ve
Tesla desvela su prototipo de tráiler eléctrico con conducción autónoma
No te pierdas
×