Solalinde reporta a la PGR supuesto asesinato de normalistas desaparecidos

El padre comparte con Murillo información en el sentido de que 'la mayoría' de los estudiantes de Ayotzinapa no localizados fueron quemados
"Ayotzinapa somos todos", exclaman jóvenes
| Otra fuente: CNNMéxico

El sacerdote y activista Alejandro Solalinde se reunió este jueves con el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, a quien —según dijo— compartió la información con la que cuenta en el sentido de que "la mayoría" de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde el 26 de septiembre ya habrían sido asesinados.

El padre católico —quien acudió acompañado por la escritora Elena Poniatowska a las instalaciones de la dependencia ubicadas en Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México— afirmó que los datos con los que cuenta son fruto de cinco testimonios "de gente de allá" que él escuchó y que coincidieron en cerca de 80% con lo que le manifestó el funcionario federal.

Este miércoles, Solalide aclaró a CNN en Español que iría con las autoridades federales no a presentar evidencias, sino a transmitir la información que le fue comunicada —cuyo oirgen mantendría reservado—, y añadió que es responsabilidad de las instancias de investigación comprobar su veracidad.

El activista —quien ganó el premio nacional de Derechos Humanos 2012 por su labor en defensa de los migrantes— abundó en la entrevista que es probable que exista algún sobreviviente, pero la información con la que cuenta indica que algunos de estos normalistas fueron quemados, y sus restos depositados en fosas.

"A algunos de estos jóvenes heridos, con vida todavía junto con cuerpos, los habían quemado vivos con leña, madera, con diesel, y sobre una fosa", comentó en esta entrevista.

"Yo no digo que esto sea la verdad, que yo pueda probarlo, pero si es una información que se tiene, no se puede retener, se tiene que dar... por responsabilidad", agregó.

El defensor aseguró que "desde un principio" las autoridades de todos los niveles de gobierno ya conocían los supuestos vínculos con la delincuencia organizada de las autoridades municipales de Iguala, donde José Luis Abarca ya fue destituido como alcalde y es señalado por la PGR, junto a su esposa María Pineda Villa, como autores intelectuales de la agresión.

"¿No lo sabía el Cisen, no lo sabía la PGR, no lo sabía (el gobernador) Ángel Aguirre Rivero? Lo sabían desde hace dos años, ¿y qué hicieron con esa información? Se la guardaron. Ellos debieron haber hecho algo, y no lo hicieron; ellos también son cómplices", aseveró.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El sacerdote —quien dirige el albergue Migrantes en el Camino, en Oaxaca— afirmó que las autoridades buscan responsabilizar a la delincuencia de este caso para "deslindarse de un crimen de Estado, de lesa humanidad".

"Fueron agentes del Estado los que balearon a los estudiantes, fueron agentes del Estado los que se los llevaron en patrullas, agentes del Estado los que los desaparecieron y agentes del Estado —ahora que se compruebe— los que también los quemaron (...) Están buscando por todos lados zafarse", insistió Solalinde.

Ahora ve
Ricardo Monreal anuncia que continúa en Morena y refrenda apoyo a López Obrador
No te pierdas
×