Policías de Tamaulipas hieren en una persecución a una menor embarazada

La estadounidense Indira Blanco y su bebé se encuentran fuera de peligro; los policías fueron citados a declarar, según la procuraduría
El estado es frontera con EU.
Tamaulipas  El estado es frontera con EU.
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Policías de Tamaulipas hirieron a una menor de edad estadounidense embarazada en la ciudad de Reynosa porque su acompañante se negó a detener su automóvil cuando se lo pidieron, informó este lunes la Procuraduría General de Justicia del estado.

Indira Michelle Blanco, de 14 años y nacida en Estados Unidos, iba la noche del domingo con un amigo a bordo de una camioneta cuando tres patrullas de la policía estatal de Tamaulipas se les acercaron y ordenaron detenerse, de acuerdo con la versión de la procuraduría estatal.  

“El amigo de la menor hizo caso omiso y emprendió la fuga”, por lo que fueron perseguidos por los policías, que “abrieron fuego contra las llantas de la camioneta para detener su marcha”, explica la dependencia en un comunicado.

La persecución ocurrió en el bulevar Luis Donaldo Colosio, cerca del puente internacional que comunica a Reynosa con la ciudad de Pharr, en Texas, antes de la medianoche de este domingo.

Cuando la camioneta se detuvo, los policías se acercaron y descubrieron que el amigo huyó y que Indira Blanco, con cuatro meses de embarazo, fue herida por una bala en el vientre. Los mismos policías la llevaron a un hospital para que fuera atendida, según la procuraduría.

Indira Blanco y su bebé están fuera de peligro y seguirán bajo observación médica, mientras que los policías “se encuentran a disposición de la Procuraduría General de Justicia del Estado y serán llamados a declarar para deslindar responsabilidades”, según la dependencia.

CNNMéxico se comunicó con la procuraduría de Tamaulipas para conocer más detalles sobre el caso, sin embargo, señalaron que las investigaciones continúan y no pueden dar a conocer más información al respecto.

El ataque a la estadounidense no es el único que ha llevado a policías estatales a declarar este año. Los cuerpos de los hermanos Erica, Alex y José Angel Alvarado Rivera, originarios de Estados Unidos fueron encontrados a final de octubre en Matamoros, Tamaulipas.

Sus restos presentaban huellas de tortura, testigos declararon a la procuraduría estatal que a los jóvenes se los llevaron elementos del Grupo Hércules, un equipo de seguridad al servicio del ayuntamiento de Matamoros y que desde entonces ya no se supo de ellos.

Nueve elementos del Grupo Hércules fueron citados a declarar por la muerte de los Alvarado Rivera, según la procuraduría estatal.

Ahora ve
Varios puntos de Estados Unidos están a la expectativa por el eclipse
No te pierdas
×