El IFAI ordena a la Sedena dar datos de militares del caso Tlatlaya

El Ejército tendrá que revelar grado, unidad y batallón o compañía de cada soldado implicado en la presunta ejecución de civiles en junio
Ejército acepta recomendación de CNDH por Tlatlaya
/
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) deberá dar a conocer el número, el grado, la unidad y el batallón o la compañía a la que pertenecen cada uno de los militares involucrados en junio pasado en el caso Tlatlaya, como se conoce a la presunta ejecución de civiles ocurrida en esa localidad del Estado de México. 

Esto se desprende de una resolución que el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), el principal órgano de transparencia del país, dio a conocer este viernes a través de un comunicado. 

La institución detalla que su decisión se produjo luego de que un ciudadano solicitó esos datos a la Sedena y de que ésta se negó a entregarlos, argumentando que se trataba de información reservada "por estar vinculada a una averiguación previa y a un expediente judicial por delitos militares". 

Sin embargo, a propuesta de la comisionada Patricia Kurczyn —una de las siete que integran el pleno del instituto—, el IFAI determinó que la difusión de estos datos no permitiría identificar a los soldados en cuestión ni pondría en riesgo el proceso en marcha. 

"La ponente consideró de gran relevancia dar a conocer la información, ya que los militares, dijo, como servidores públicos, deben estar sujetos al escrutinio de la ciudadanía", señala el comunicado del IFAI. 

El caso Tlatlaya comenzó el pasado 30 de junio, cuando militares que patrullaban esa localidad del Estado de México mataron a 22 civiles en una bodega. 

Aunque en un principio la Sedena reportó que las muertes habían ocurrido en un enfrentamiento con presuntos delincuentes, reportes de prensa cuestionaron esa versión y apuntaron a la posibilidad de que se hubiera llevado a cabo una ejecución extrajudicial. 

En septiembre, la propia Sedena reconoció que estaba investigando los hechos y que había consignado a un juzgado militar a ocho soldados —un oficial y siete elementos de tropa—, sin dar más detalles. 

De estos militares detenidos, siete fueron puestos bajo formal prisión el pasado 7 de noviembre. 

El caso Tlatlaya ha captado la atención internacional y llevado a que distintos gobiernos y organismos llamen a México a realizar una investigación profunda del asunto, así como a castigar a los responsables de posibles violaciones a los derechos humanos. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Al respecto, tanto el presidente Enrique Peña Nieto como el titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos, se han comprometido a que los abusos no queden impunes y a que las Fuerzas Armadas actúen con respeto a la ciudadanía. 

Militares y marinos participan en tareas de seguridad pública desde diciembre de 2006, cuando el entonces presidente Felipe Calderón los colocó en labores de combate a la delincuencia. Peña Nieto, quien asumió el poder en 2012, ha mantenido esa estrategia.

Ahora ve
Ed Parker sorprende por su forma de jugar tenis a los 90 años
No te pierdas
×