Conoce el nuevo protocolo de actuación que debe seguir la policía del DF

Identificarse, decir los motivos del arresto y leer la cartilla de derechos son acciones que los policías deben realizar desde este jueves
policía
policía df  policía
| Otra fuente: CNNMéxico

“Usted tiene derecho a guardar silencio y a informar de su detención”, serán las palabras que la policía del Distrito Federal deberá decir a las personas que detengan por probablemente cometer un delito, de acuerdo con el nuevo protocolo de actuación policial que entró en vigor este jueves.

El protocolo de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) se emitió para ajustar la actuación de la policía al nuevo sistema penal acusatorio y fue publicado en la gaceta oficial del Distrito Federal este miércoles.

El documento detalla las acciones que los oficiales deben llevar a cabo al momento de una detención y estipula que solo emplearán el uso de objetos y armas incapacitantes durante el arresto en caso de peligrar su vida o la de terceros.

A partir de este jueves al realizar un arresto, el policía debe identificarse, decirle a la persona el motivo del arresto y leerle sus derechos:

  1. Tiene derecho a informar a alguien de su detención.
  2. Tiene derecho a declarar, guardar silencio o manifestar lo que a su derecho corresponda.
  3. Usted es considerado (a) inocente, hasta que se le compruebe lo contrario.
  4. En caso de decidir declarar, tiene derecho a no autoincriminarse.
  5. Tiene derecho a un abogado de su elección, en caso de no contar con uno, el Estado se lo proporcionará de manera gratuita.
  6. Tiene derecho a que se le haga del conocimiento, a un familiar o persona que desee, el motivo de su detención y el lugar de custodia.
  7. Tiene derecho a un traductor e intérprete.
  8. En caso de ser extranjero, tiene derecho a que el consulado de su país sea notificado de su detención.
  9. Tiene derecho a que se le ponga, sin demora, a disposición de la autoridad competente.

El policía realizará después una revisión física a la persona considerando condiciones de “edad, sexo, discapacidad u otra que implique diferencia en su tratamiento” y avisará de inmediato sobre el arresto al puesto de mando, que a su vez lo informará a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

“En caso de flagrancia, la policía podrá realizar revisiones sobre las personas y lo que lleve consigo como objetos, instrumentos o productos relacionados con hechos probablemente constitutivos del delito”, agrega.

El siguiente paso será ingresar a la persona detenida a la parte trasera de la patrulla.

El protocolo estipula que en caso de resistencia del detenido, el policía realizará las acciones anteriores y además está autorizado para emplear la fuerza de forma “racional, oportuna y proporcional”.

Esto significa que en primer lugar debe tratar de convencer de manera verbal a la persona para que deje de poner resistencia y en caso de no funcionar debe maniobrar para reducir sus movimientos.

Solo en casos que “pongan en riesgo su vida o integridad física o la de terceros” como desventaja en fuerza y número, el policía podrá usar “objetos, instrumentos, aparatos o maquinas” para el arresto, entre ellos armas de fuego o de fuerza letal, señala el protocolo.

El policía debe realizar el traslado del arrestado de inmediato ante la autoridad competente y está obligado a informar si existe una emergencia médica o mecánica que lo impida para que se envíe apoyo.

La policía del Distrito Federal contaba con un protocolo anterior que fue emitido en 2013. El que entra en vigor este jueves pone mayor énfasis en que los policías no pueden utilizar la fuerza durante los arrestos.

La policía podrá hacer detenciones únicamente en tres casos: cuando exista una orden del Ministerio Público, una orden de juez de control o tribunal de enjuiciamiento o cuando exista flagrancia, es decir, cuando la persona sea sorprendida al momento de cometer un delito o infracción administrativa, agrega.

La policía del Distrito Federal enfrentó cuestionamientos en 2014 por su actuación durante las marchas por la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa. Organizaciones de derechos humanos y abogados de los arrestados aseguraron que los detenidos fueron golpeados, incomunicados y detenidos de forma arbitraria.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Tras ello, el entonces secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal, Jesús Rodríguez Almeida, renunció al cargo.

La agrupación Artículo 19 aseguró que la policía del Distrito Federal tuvo un "patrón de uso de la fuerza desproporcionada e indiscriminada en contra de manifestantes pacíficos, transeúntes, periodistas y personas defensoras de derechos humanos", durante las manifestaciones.

Ahora ve
Una camioneta atropella a varios peatones en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×