Padres de Ayotzinapa exigen pruebas científicas de la muerte de sus hijos

Familiares de jóvenes desaparecidos dicen que van a seguir luchando hasta tener a sus hijos porque no hay suficientes pruebas de su muerte
Padres de normalistas rechazan versión de PGR
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos el pasado 26 de septiembre en Iguala, Guerrero, aseguraron este martes que no se rendirán hasta que se les presenten pruebas científicas de que sus hijos están muertos.

En conferencia de prensa en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, representantes de los familiares de los estudiantes destacaron que no pueden dar por terminada la investigación en el caso y que irán hasta las últimas consecuencias para saber que ocurrió con sus hijos.

El procurador Jesús Murillo Karam dijo este martes que las investigaciones federales arrojaron elementos suficientes para que exista "certeza legal" de que los jóvenes fueron asesinados y quemados en septiembre pasado.

OPINIÓN: Las preguntas no respondidas por la PGR en el caso Ayotzinapa

“Repudiamos la forma en como hoy el procurador de justicia pretende cerrar de manera descarada lo sucedido en Iguala el 26 y 27 de septiembre, violentando y violando los acuerdos que signó el presidente Enrique Peña Nieto en la reunión que sostuvimos con él en Los Pinos, cuando el compromiso fue que cualquier situación de la investigación primero tenia que darse a conocer a los padres”, manifestó Felipe de la Cruz, vocero de los padres.

Epifanio Álvarez, uno de los familiares afectados, consideró que el gobierno ha pisoteado la dignidad y ha destrozado la moral de los padres, al dar diferentes versiones de lo que supuestamente le ocurrió a los 43 normalistas de Ayotzinapa.

“Primero nos dijeron que nuestros hijos estaba en las fosas, que luego en el basurero de Cocula y luego que los tiraron en un río; eso no nos da seguridad de nada, no podemos aceptar nada, porque no tenemos suficientes pruebas, seguiremos luchando hasta tener a nuestros hijos, vamos a llegar hasta el final de esto”.

Álvarez comentó que uno de los padres de los normalistas marcó al celular de uno de los jóvenes unos días después de que se dieran a conocer los hechos en Iguala, y el equipo de comunicación timbró en dos ocasiones, “cuando se nos había dicho que los delincuentes quemaron a los estudiantes con todo y pertenencias”.

“El gobierno quiere darle carpetazo al asunto porque le urgen las elecciones, no estamos de acuerdo porque nuestros hijos no son animales, somos humanos, si yo mi vida la pudiera dar para que me presentaran a mi hijo, lo haría, desgracidamente no puede hacer uno nada, nos sentimos desesperados; vamos a atorarle a lo que venga con valor y decisión”, dijo.

Carmen Cruz, madre de Jorge Aníbal Mendoza Cruz, comentó que su hijo se conectó a la red social Facebook el pasado 19 de octubre, y que una funcionaria federal a cargo del caso Ayotzinapa le había confesado que la última señal que tuvo de su hijo, se registró en una colonia de Acapulco.

Indicó que los integrantes del Ejército mexicano ya habían amenazado a los normalistas de Ayotzinapa con matarlos si continuaban recolectando dinero en las autopistas de Guerrero para sus actividades y manifestaciones.

“Le digo al presidente (Enrique Peña Nieto) que no crea que esto se va a quedar así, todos los crímenes que hacen se quedan impunes, pero este van a tener que pagarlos”, comentó la mujer.

Cristina Bautista Salvador, madre de Benjamín Ausencio Bautista, destacó que los padres de los normalistas acordaron no bajar los brazos hasta que se presenten con vida a los estudiantes, "le decimos al presidente de México y a todos los funcionarios que no vamos a dejar descansar ni a sus sombras, porque a donde vayan, ahí estaremos exigiendo que se resuelva el caso, queremos justicia", expresó.

Las autoridades mexicanas indicaron este martes que el testimonio brindado por Felipe Rodríguez Salgado, el Cepillo, señalado como uno de los autores materiales del asesinato, confirma la hipótesis de que los normalistas fueron retenidos por policías de Iguala y de Cocula ligados al cártel Guerreros Unidos, que a su vez los asesinó y quemó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Las declaraciones vertidas por los detenidos, y que fueron confirmadas por los elementos materiales, dictámenes científicos, pruebas periciales, testimonios y confesiones... dejan clara la dimensión y la profundidad de la investigación, dándonos la posibilidad y la certeza legal de que los normalistas fueron muertos en las circunstancias descritas", dijo el procurador Murillo Karam en un mensaje a los medios este martes.

El titular de la PGR aseguró que hasta el momento no se ha presentado ninguna sola prueba de la participación directa del Ejército en los ataques y secuestro de los normalistas de Ayotzinapa, "lo que han denunciado es omisión por parte de los militares, pero no hay un solo testimonio que indique las fuerzas armadas participaron en los hechos", expresó Jesús Murillo.

Ahora ve
Expertos analizan pruebas para determinar si Pablo Neruda fue asesinado
No te pierdas
×