El alcalde de Nuevo Laredo pone en duda el motivo del cierre de la UVM

Carlos Canturosas dice que los directivos de la Universidad en ningún momento requirieron el apoyo de la autoridad municipal para seguridad
‘El Mañana de Matamoros’ da un paso atrás
| Otra fuente: CNNMéxico

El alcalde de Nuevo Laredo, Tamaulipas, cuestionó este martes la decisión de cerrar el campus de la Universidad del Valle de México (UVM) en la ciudad, alegando motivos de "seguridad", porque según dijo su gobierno nunca recibió una denuncia o solicitud de ayuda.

Desde el pasado 14 de enero, el campus Nuevo Laredo ya había suspendido las clases, pero ahora decidió su cierre por tiempo indefinido, asegurando que había recibido amenazas del crimen organizado.

Según el alcalde Carlos Canturosas, su gobierno municipal buscó reuniones con los directivos de la escuela, sin que fructificaran.

"Siempre se le ofrecieron las condiciones de seguridad y garantía que ellos requerían, desde Policía Militar hasta Policía Estatal Acreditable, y no lo requirieron. Tampoco en ningún momento requirieron el apoyo de la autoridad municipal”, dijo Canturosas en una rueda de prensa.

Unos 700 alumnos de ocho licenciaturas, de nivel preparatoria y del sistema semiescolarizado se han visto afectados por el cierre de la UVM en Nuevo Laredo, una ciudad fronteriza con Estados Unidos que en los últimos años ha enfrentado problemas de inseguridad por las actividades del crimen organizado.

El alcalde indicó este martes que no ha habido "ninguna denuncia formal" ante la Procuraduría de Tamaulipas, ni ante la Procuraduría General de la República, que hubiera alertado a las autoridades ante un riesgo para la escuela o sus estudiantes.

El 23 de enero pasado, funcionarios municipales y del estado en materia de seguridad agendaron una reunión, pero "fue cancelada sin motivo ni explicación alguna", dijo el alcalde.

"Nunca nos quisieron comentar, y media hora antes de la reunión (…) sin explicación alguna la gente de la UVM canceló esta plática que teníamos agendada", dijo Canturosas en su conferencia.

Este lunes, la UVM anunció a través de un comunicado que "debido a que no existen condiciones de seguridad", la dirección tomó la decisión de cerrar definitivamente su campus en Nuevo Laredo.

"No podemos poner en riesgo a ninguno de los miembros de nuestra comunidad, esto es nuestra prioridad al tomar esta decisión".

Consultada por CNNMéxico, la oficina de relaciones públicas de la UVM en la Ciudad de México dijo que esta era la postura única de sus directivos, por lo que no harían comentarios a los señalamientos del gobierno de Nuevo Laredo.

Más temprano, el secretario de Gobierno de Tamaulipas, Herminio Garza, indicó que su gobierno tuvo algunos reportes de que integrantes del crimen organizado habían entrado en el campus de Nuevo Laredo, pero dijo que los directivos habían incurrido en "una falta de comunicación".

"Aparentemente tuvieron algunos problemas con algunas personas que entraron al campus para estar haciendo labores de halconeo en la azotea. Tuvimos una reunión para ofrecerles garantías, para ofrecerles seguridad, pero ellos decidieron cerrar el campus", dijo Garza a Imagen Radio.

En 2010, el mismo plantel de la UVM Nuevo Laredo fue cerrado con los alumnos al interior, durante unas 16 horas —tarde y noche incluida—, debido a una amenaza de seguridad. Y en septiembre de 2014, el plantel de Reynosa, también en Tamaulipas, fue cerrado durante seis días.

Alumnos demandan alternativas

Para los alumnos, por qué fue cerrada la universidad ya no es la prioridad, sino una solución que ofrezca continuidad a sus estudios y evitar más pérdidas de clases.

"Ya ahorita no nos importan las razones o motivos del cierre. Lo que queremos es una solución para que podamos continuar con nuestros estudios. No queremos que se nos regrese el dinero, lo que queremos es seguir estudiando", dijo José Luis Villa, representante estudiantil, en entrevista con CNNMéxico.

Villa, estudiante del último semestre de Comunicación, dijo que antes del anuncio del cierre en enero "no hubo algún indicio de que pudiera cerrarse", como en otras ocasiones que los problemas de inseguridad de la ciudad han suspendido clases.

“Muchas veces hubo suspensión de clases; se les avisaba a los alumnos que no salieran, que se quedaran en sus casas; y fue muy constante, hasta que las cosas empezaron a tranquilizarse”, dijo el estudiante. Pero en esta ocasión no fue el caso.

Desde enero, los estudiantes han intentado contactar a las autoridades de la UVM, pero ellos se limitaban a “leer el mismo comunicado”, y han ofrecido como solución una transferencia a otro campus de la UVM en el estado, o en el vecino Nuevo León.

Sin embargo, el trasladarse a otra ciudad implica gastos que no pueden solventar. 

"Muchos batallan en lo económico. Y es muy fácil decir que nos movamos a otro campus con la colegiatura que pagábamos aquí, pero la estadía, la alimentación…", dijo Villa a CNNMéxico.

Algunos que se inscribieron en otros campus incluso no han podido completar sus registros.

"Cuando no respondieron a las dos semanas (sin clases), decidieron moverse. Pero incluso ellos andan desubicados. No tienen la papelería ordenada, no tienen número de control (matrícula)", aseguró el estudiante.

A comienzos de febrero, Tamaulipas registró al menos 14 asesinatos en tres días de enfrentamientos violentos.

El 5 de febrero pasado, directivos del diario El Mañana de Matamoros, en Tamaulipas, denunciaron que hombres armados privaron de su libertad al director editorial del medio, Enrique Juárez Torres, y que lo amenazaron de muerte por la publicación de información sobre hechos violentos, antes de liberarlo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La rivalidad del cártel del Golfo con su escisión, Los Zetas, ha hecho del estado uno de los más violentos del país desde hace unos ocho años.

"Desafortunadamente estas cosas se vuelven cotidianas y nosotros tenemos que seguir con nuestras vidas. Situaciones que son de este tipo se vuelven normales para nosotros", lamenta José Luis Villa, representante estudiantil.

Ahora ve
Litterati es la app que, con fotos, quiere limpiar el mundo
No te pierdas
×