Un 'viacrucis' en la Basílica para pedir fin de Programa Frontera Sur

Cerca de 300 migrantes llegaron al templo dedicado a la Virgen de Guadalupe tras el recorrido que emprendieron desde la frontera sur
Una joven ayuda a víctimas de 'la Bestia'
| Otra fuente: AFP

Una caravana de unos 300 migrantes indocumentados llegó este sábado a la emblemática Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México, para pedir el cese del Programa Frontera Sur, que reforzó la seguridad para impedir el paso de la migración, y con la que aseguran se ha acentuado la violencia.

Alejandro Solalinde, sacerdote defensor de los derechos humanos que encabeza el viacrucis migrante, iniciado el 24 de marzo en la frontera sur de México, informó en redes sociales la llegada del grupo a la capital.

El viacrucis consiguió superar el miércoles pasado un operativo policial que trataba de impedir que los migrantes, la mayoría centroamericanos, avanzaran del estado de Oaxaca hacia la capital mexicana.

"Programa Frontera Sur, exterminio de migrantes, guerra no declarada", decía una gran pancarta sostenida por una columna de migrantes que iban precedidos por Solalinde, quien vestido de blanco y con sombrero de paja entró con sus protegidos a la Basílica de Guadalupe para asistir a una misa.

El viernes por la noche el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ordenó a la policía brindar "las condiciones que permitan el libre tránsito" de la caravana, según un comunicado.

Lee: CNDH y Amnistía solicitan medidas de seguridad para 'Viacrucis Migrante'

También invitó a sus representantes a una reunión con funcionarios para "informarles sobre las medidas puestas en marcha en el marco del Programa Frontera Sur" que, dijo, busca garantizar los derechos de los migrantes y hacer más accesible su ingreso ordenado al país.

El funcionario dijo que existen facilidades para la internación documentada mediante las tarjetas de Visitante Regional y de trabajador fronterizo.

El programa Frontera Sur, implementado en julio de 2014, reforzó los puestos migratorios en la frontera sur y en la carretera que lleva al estado de Oaxaca, además de impedir que los migrantes viajen en el tren de carga conocido como La Bestia.

Los integrantes de la caravana lograron evitar el miércoles la detención, antes de llegar a Juchitán, gracias a un cordón humano tendido por activistas y defensores de derechos alrededor de los migrantes. Solalinde informó que se levantó una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos por el operativo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Solalinde ha dicho que esta estrategia detonó mayores repatriaciones y violencia contra los migrantes.

Se calcula que unos 200,000 extranjeros indocumentados, la mayoría centroamericanos, ingresan cada año a México para buscar una mejor vida en Estados Unidos, en un camino plagado de amenazas de organizaciones criminales que los secuestran, extorsionan y asesinan.

Ahora ve
Los ricos en Estados Unidos se vuelven más ricos, salvo Donald Trump
No te pierdas
×