Jacobo Zabludovsky, con un adiós bajo la lluvia y 'de 1 a 3'

Figuras de la política, la comunicación y el espectáculo, e incluso vecinos del Panteón Israelita, recordaron al periodista y se despidieron
Zabludovsky, el periodismo y el PRI
Autor: Arturo Ascención | Otra fuente: CNNMéxico

"Todo pasa de 1 a 3", decía Jacobo Zabludovsky al abrir su noticiero de radio y este jueves no fue la excepción: el periodista recibió el último adiós, entre esas horas, de familiares, colegas y funcionarios en el Panteón Israelita, cerca de su última casa radiofónica.

Cerca de las 13:00 horas comenzó a llover sobre el féretro con una estrella de David, donde eran trasladados sus restos. El cortejo fúnebre avanzó hacia la zona de criptas del cementerio, en medio del tumulto de la prensa. Entre la nube de fotógrafos emergió Sarita, la esposa de Jacobo, y su hijo Abraham, un poco irritados por el desorden.

Un rabino decía una oración en hebreo. Y poco a poco, entre empujones, se abrieron paso hasta llegar al sitio donde descansarán los restos del hombre que murió a los 87 años.

Al lugar acudieron personalidades de la política, el periodismo y el mundo del espectáculo, e incluso llegó una corona de flores de la embajada de Cuba.

También se acercó gente común a despedirse de Zabludovsky, la figura que condujo durante años el noticiario 24 horas de Televisa, y que se hizo célebre por su crónica sobre el terremoto de 1985, o por sus entrevistas a figuras como Fidel Castro y Salvador Dalí.

Aunque también enfrentó críticas por su trabajo oficialista y por guardar silencio en temas graves como la matanza del 68. Incluso la banda Molotov le dedicó una canción: Que no te haga Bobo Jacobo.

"Para mí era como de mi familia, porque diario lo escuchaba, diario estaba conmigo", dijo Hortensia García, un ama de casa que vive cerca del panteón, respecto al programa de radio que transmitía Zabludovsky, De 1 a 3.

En cambio, otra vecina tuvo una opinión muy distinta. "Deja un legado a la sociedad pasiva, sí, a la sociedad crítica por supuesto que no", dijo Lourdes Valtierra, profesora. “No veo al pueblo, veo a la clase política y a la clase empresarial aquí”, mencionó sobre los asistentes al funeral.

Pero aquellos que trabajaron con Zabludovsky coincidieron en un punto: decir que sobre todo había sido un “maestro” para ellos.

"Estoy muy agradecido con él. Creyó en mí. Me dio una oportunidad enorme de forjarme a su lado. Jacobo era en sí mismo una escuela de periodismo, pero también una escuela de la vida", respondió a CNNMéxico el periodista deportivo Heriberto Murrieta, a quien Zabludovsky le decía joven Murrieta, cuando era el encargado de la sección de Toros y Deportes en 24 horas.

“Estoy muy triste, verdaderamente muy triste, porque le he tenido un gran cariño, ha sido mi amigo, mi maestro”, agregó.

La periodista Adela Micha se expresó en un sentido similar: “fue un gran maestro, y un hombre al que quiero entrañablemente. Me dejó una lección de vida, de periodismo, de profesión”, dijo. “Era un hombre muy generoso, de una gran nobleza… pierdo un maestro”.

Celebridades

Figuras del espectáculo también acudieron a despedirse del periodista al Panteón Israelita.

“Lo siento mucho, lo quise mucho, a él y a su familia, convivimos mucho y lo extraño mucho… lo recordaré con mucho cariño”, dijo la actriz  María Victoria. Al igual que ella, expresó su pesar el actor César Costa, y el hijo de Cantinflas, Mario Moreno Ivanova.

De parte de la empresa Televisa, donde Zabludovsky llegó a ser una figura emblemática, estuvieron su presidente, Emilio Azcárraga Jean, y el periodista Joaquín López-Dóriga. También se observó al presidente del diario El Universal, Juan Francisco Ealy Ortiz.

Políticos

En el ámbito de la política, acudieron a la ceremonia fúnebre personajes como el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera; el senador Emilio Gamboa Patrón; el exlegislador Porfirio Muñoz Ledo, y el vocero del gobierno federal, Eduardo Sánchez.

"Jacobo Zabludovsky, un periodista que ha sido, sin duda, uno de los más importantes pilares del periodismo en nuestro país”, dijo Sánchez. “Dejó una escuela muy importante", agregó.

Muñoz Ledo resaltó su profundo espíritu de periodista que, con los años, rescató el gusto por la verdad.

"Es una gran pérdida para México. Él no era propiamente un actor político, era un comunicador, un gran comunicador, pero claro, los comunicadores tienen un papel en la interpretación de la realidad”, dijo el experredista.

En tanto, el jefe de Gobierno dijo que siempre fue un referente de la Ciudad de México "un cronista de nuestra capital, un conocedor de los barrios del Centro Histórico”.

Al panteón también llegó Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, y aunque la prensa la persiguió para obtener un comentario sobre el periodista, pasó de largo hacía su vehículo.

Otros personajes que estuvieron en el adiós fueron el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, José Narro, y el exrector de la misma institución, Juan Ramón de la Fuente; el empresario y político Miguel Alemán Velasco, y la asesora de imagen, Gaby Vargas.

Cerca de las 15:00 horas, cuando Zabludovsky solía terminar una de sus emisiones de radio, seguía lloviendo sobre el sitio donde descansan ahora sus restos. Quedará el recuerdo de su trabajo periodístico, y los momentos que tuvo con sus amigos y alumnos.

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×