A un año, Iguala recuerda la desaparición de los 43 normalistas

Familiares, compañeros y profesores de la normal 'Raúl Isidro Burgos' de Ayotzinapa conmemoran la desaparición de los jóvenes con una marcha
Familiares Ayotzinapa Guerrero Iguala
CNNMex-Ayotzinapa-normalistas-Iguala-aniversario  Familiares Ayotzinapa Guerrero Iguala
Laura Reyes
Autor: Laura Reyes | Otra fuente: CNNMéxico
IGUALA, Guerrero (CNNMéxico) -

Padres de familia de los 43 normalistas de Ayotzinapa, estudiantes, miembros del magisterio disidente y organizaciones sociales marcharon este domingo en la ciudad de Iguala para exigir justicia a un año de los hechos violentos en este municipio de la región Centro de Guerrero, al sur de México.

Desde las 11:00 horas (local), policías antimotines de la Policía Estatal se apostaron sobre la carretera federal, en el acceso al municipio de Iguala (a unos 108 kilómetros de la capital Chilpancingo), para revisar a todos los autobuses que ingresaban a la ciudad.

Otros elementos se ubicaron en oficinas gubernamentales en distintos puntos de Iguala para resguardarlas.

Recomendamos: Lo que sabemos y lo que no de la desaparición de los 43 normalistas

Alrededor de las 12:20 horas (local) llegaron los padres de los 43 normalistas desaparecidos, tras haber levantado su plantón y ayuno en el Distrito Federal para encabezar estas actividades en Iguala.

Una hora después, comenzó la marcha en donde los padres sostenían en sus manos flores en memoria de los 43 normalistas desaparecidos.

La marcha de la Justicia y la Dignidad se desarrolló sobre la avenida principal de Iguala con destino al centro de la ciudad, en donde inaugurarán un monumento en el lugar en donde ocurrieron los hechos violentos.

"Así como se los llevaron con vida, así los queremos a la brevedad, no es posible llevar un año de protesta y no estemos con ellos. No los mataron, ni los calcinaron, por eso estamos en esta marcha de la dignidad", dijo uno de los organizadores de la movilización.

A las 14:20 horas (local), el contingente llegó hasta el obelisco que se edificó a la memoria de los dos normalistas asesinados la noche y la madrugada del 26 y 27 de septiembre del año pasado: Julio César Ramírez Nava y Daniel Solís Gallardo.

Los padres y los estudiantes de Ayotzinapa montaron una guardia de honor, misma que fue acompañada con la banda de guerra de la normal rural.

"Nuestros niños cumplen un año de haber sido asesinados. Al presidente, en esa reunión (del jueves pasado), le pedimos tiempo indefinido para seguir buscándolos, pero no nos vamos a derrotar con la mentalidad negativa del presidente, pero así como se negó a firmar estos ocho puntos, nosotros vamos a seguir", dijo Bertha Nava Martínez, mamá de Julio César Ramírez Nava. 

Leer: Reunión con Peña fue improductiva y violenta, acusan familiares de los desaparecidos

Padres de los normalistas desaparecidos advirtieron que mientras no aparezcan los 43 jóvenes mantendrás sus acciones de lucha, y pidieron a la población que se sumen a la lucha.

"Vamos a seguir dando vida a nuestro movimiento y los convocamos el 16 de octubre en donde vamos a definir el rumbo del movimiento", adelantó uno de los padres.

Después de que colocaron flores y veladoras, el contingente siguió su marcha hasta el segundo punto en donde fue encontrado, la mañana del 27 de septiembre, el cuerpo de Julio César Mondragón, el tercer normalista asesinado y cuyo rostro le fue desollado.

Recomendamos: Jhosivani, el guerrero de Ayotzinapa

En ese punto también se edificó un segundo obelisco, y en ese punto, el reclamo de los normalistas de Ayotzinapa fue el mismo: "la ausencia duele pero Ayotzinapa no se vende". 

Una noche sin ayuda hospitalaria

La marcha llegó hasta el hospital privado Cristina, en donde la noche del 26 de septiembre los médicos de guardia rechazaron dar atención médica a los normalistas tras el ataque a manos de policías municipales y un grupo criminal.

Leer: ¿Quiénes son el grupo criminal Guerreros Unidos?

Uno de los normalistas sobrevivientes recordó frente al hospital que los propios médicos les impidieron el ingreso esa noche.

"Recuerdo que estábamos aquí y no nos dejaron entrar, no les dieron el servicio a nuestros compañeros heridos. Recuerdo que decían que nos iban a mandar a los municipales para sacarnos, eso nos dijo el Ejército, pero le dijimos que los propios municipales nos habían disparado".

"Por eso decimos que el ejército esta corrompido, lo único que dijeron ese día era que nos salieramos porque vendría otro grupo por nosotros, no ayudaron a nuestro amigo Edgar, dijeron que la herida no era mortal", recordó.

El normalista, quien no dio su nombre, explicó que esa madrugada del 27 de septiembre pidieron a los efectivos militares que los ayudarán tras el ataque, pero el rechazo solo les demostró que están "coludidos" con los grupos criminales.

"Les pedimos por favor, pero se fueron y nos dejaron abandonados. Queremos denunciar este crimen, decirle al gobierno que no se nos olvida y nunca se nos va a olvidar. Seguiremos denunciando y no nos vamos a cansar. Que sepan para qué sirve este Batallón militar", reprochó.

Leer: La ruta de la cocaína Iguala-Chilpancingo, sin investigar

Un aniversario marcado por la lluvia

El día anterior, en el primer aniversario de la desaparición de los 43 normalistas, la Ciudad de México también albergó una de las manifestaciones masivas en conmemoración de los jóvenes desaparecidos.

Recomendamos: La lluvia 'acompaña' el primer aniversario de la desaparición de los normalistas

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Seguiremos dando la batalla", dijo Melitón Ortega, uno de los padres, durante un mitin en el Zócalo del Distrito Federal.

"Si él (Peña Nieto) apostó al cansancio, está perdiendo. Si él apostó al olvido, ya se jodió. Porque nosotros los 43 padres de familia vamos a seguir luchando por esos 43 alumnos", señaló más adelante Mario César González, otro padre.

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×