El 'Paraíso destruido' busca de nuevo ser un edén en Colima

El destino turístico colimense quedó devastado tras el paso del huracán 'Patricia'; militares trabajan en remover los escombros del lugar
Los escombros en el sitio turístico de Colima que busca reponerse tras el paso del huracán 'Patricia'
Los escombros en el sitio turístico de Colima que busca repo  Los escombros en el sitio turístico de Colima que busca reponerse tras el paso del huracán 'Patricia'
/
COLIMA, México (Notimex) -

Hasta hace unos días Paraíso, Colima, era un lugar turístico lleno de vida pero hoy está convertido en un lugar devastado donde prevalece entre los habitantes la tristeza y desesperación por la pérdida de bienes, de mobiliario… pero también las esperanzas para seguir sus vidas con normalidad.

El balneario, ubicado a nueve kilómetros de Almería, Colima, quedó destrozado tras el paso del entonces huracán Patricia categoría 5 que tocó tierra el pasado viernes y sábado, cimbrando esta comunidad colimense de cerca de 200 pobladores.

Lee: Casas, escuelas y hospitales: el recuento de daños por 'Patricia'

Aproximadamente medio centenar de establecimientos, entre pequeños hoteles, tiendas de artesanías, de abarrotes y restaurantes, ahora ya no existen.

En un primer tramo, la avenida principal, De la Juventud, única del lugar, popularmente conocida como Adán y Eva, se encuentra tapizada y atiborrada de arena, piedras y escombros.

Más adelante, conforme se avanza sobre la misma, el empedrado desapareció, socavado por la fuerza del oleaje causado por Patricia, por lo que el pueblo está dividido por la naturaleza.

El paisaje antes bullicioso, aderezado por la brisa y el ruido de las olas preferidas por miles de turistas en el transcurso del año, ahora es desolador, y sus únicos visitantes son militares y marinos, personal del ayuntamiento, del gobierno estatal y de instituciones de auxilio y apoyo como DIF, Cruz Roja y Bomberos.

Todos, con un solo objetivo: la reconstrucción inmediata del lugar donde “se erigirá un nuevo Paraíso”, según las palabras de Enrique Peña Nieto expresadas el sábado pasado.

“El Paraíso está destruido”

“En cada huracán o mar de fondo nos tumba algunas enramadas, pero este nos acabó, nos dejó sin modo de sacar el sustento de nuestras familias… se acabó. El Paraíso está destruido…”, afirma el comisario del lugar, Víctor Zermeño Valdovinos.

El funcionario dice que esperan el apoyo prometido por autoridades, pero se siente satisfecho con la visita del presidente Peña pues, dice: “nos hacía falta para animarnos y saber que contaremos con la ayuda que sea necesaria”, dijo.

Pocos lugareños quieren o tienen tiempo de hablar, pues quien no está ayudando al personal militar y naval, solitariamente se aboca a acomodar el escaso mobiliario que Patricia les dejó o, simplemente, se apoltrona en una silla a observar con tristeza el panorama desolador.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mientras, alrededor de 300 integrantes del Ejército mexicano, y otros tantos de la Marina Armada de México, se abocan a las labores de limpieza, de retiro de escombro, mientras maquinaria pesada es descargada y dirigida a las áreas más destruidas.

En la mayoría de los habitantes de esta localidad se observa también el deseo, la voluntad y el esfuerzo para salir adelante, pues el apoyo gubernamental comenzó a llegar desde un día después, por lo que “estamos seguros de que vamos a salir adelante”, puntualiza el comisario Víctor Zermeño.

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×