Cuarta víctima de ataque armado en Puebla fallece durante cirugía

La estudiante de bachillerato había acudido con su familia a ver la final de un encuentro llanero de beisbol y fue herida durante una disputa entre grupos armados.
Acatzingo  Es llamado el “triángulo rojo”  (Foto: Cortesía/ Augusto Simón)
Por: ELVIA CRUZ
PUEBLA (Expansión) -

Una menor de 16 años de edad se convirtió en la cuarta víctima mortal del ataque armado que se registró la tarde del pasado domingo en una cancha de beisbol en el municipio de Acatzingo –situado en el llamado “triángulo rojo” –, en Puebla, confirmaron autoridades locales.

Se trata de Adriana, quien falleció mientras era operada para sacarle del cuerpo más de tres balas de armas largas que recibió esa tarde cuando un grupo de hombres llegaron a disparar contra algunos jugadores y espectadores.

Lee: Disputa entre bandas de 'chupaductos' deja tres muertos y 11 heridos en Puebla

La estudiante de bachillerato había acudido ese 12 de junio con su familia a ver la final de un encuentro llanero de béisbol. Recibió disparos en un brazo, una pierna y en la cadera y aunque había tenido una mejoría, sufrió un paro cardiaco mientras era intervenida quirúrgicamente.

Aparte de los cuatro muertos que suman, hay más de diez personas hospitalizadas.

La Fiscalía informó que el ataque armado se dio por una disputa que existe en la zona entre bandas de ladrones de combustible.

Cuando el comando armado irrumpió el partido de beisbol, el primer hombre que cayó muerto con varios disparos en la cabeza fue identificado por el gobierno local como José Luis Vélez Robles, un supuesto reconocido líder de “chupaductos” en la región, quien había estado preso entre mayo de 2011 y diciembre de 2014 por robo a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El fiscal general de Puebla, Víctor Carrancá Bourget, informó la tarde del lunes en un comunicado de prensa que tras encontrar elementos que apuntan que el ataque se dio por un ajuste de cuentas entre ‘ordeñadores’ de ductos de Pemex, solicitó la colaboración de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), dependiente de la Procuraduría General de la República (PGR), para coadyuvar con la indagatoria.

En el último año, en Acatzingo creció en un 205% el número de tomas clandestinas, al pasar de 34 casos en 2014 a 104 en 2015, refieren datos de Pemex.

Junto con otros cuatro municipios, esta ciudad forma parte del llamado "triángulo rojo" por concentrar el 80% del número de "ordeñas" que según autoridades, ha desatado balaceras, explosiones, secuestro y desarme de militares.

Ahora ve
Pese a reproches de ida y vuelta, la renegociación del TLCAN se va hasta 2018
No te pierdas
×