Earl arrasa con familias enteras en Puebla

La tormenta tropical provocó la muerte de al menos 33 personas en la entidad, donde una pequeña de dos años fue rescatada por vecinos; su familia permanece desaparecida.
La pequeña Alicia sobrevivió tras ser arrastrada por un río de lodo. Su familia aún no ha podido ser localizada.
Rescate  La pequeña Alicia sobrevivió tras ser arrastrada por un río de lodo. Su familia aún no ha podido ser localizada.  (Foto: Salvador Cruz)
Por: ELVIA CRUZ
PUEBLA (Expansión) -

Salvador Cruz había decidido dormir temprano la noche del sábado cuando un tronido que lo despertó alrededor de las 22:00 horas, lo obligó a tratar de averiguar qué ocurría desde su pequeña ventana.

A lo lejos vio cómo una familia completa fue arrastrada por el lodo provocado por la tormenta tropical Earl.

“Se veía que apenas habían salido de su casa con la intención de desalojar, pero no les dio tiempo de huir”, contó a Expansión.

De pronto se fue la luz en la colonia la Cumbre, en el municipio de Huauchinango, y todo se complicó. La lluvia caía con mayor intensidad y los crujidos en la montaña tampoco cesaban. El joven músico agarró una lámpara, un lazo y un machete.

“Me comía por hacer algo. No podía quedar quieto al ver cómo la tierra sepultaba a mis vecinos”, señaló.

Recomendamos: Estas son las características de cada una de las 5 categorías de un huracán.

Organizó una brigada de búsqueda, pero los campesinos poco pudieron hacer esa noche. En las primeras horas del domingo decidieron recorrer la orilla del río Cuaucuila, tras caminar varias horas en la zona, Salvador vio a lo lejos una pequeña cabeza.

Alicia –conocida como Lichita– estaba semienterrada entre la tierra mezclada de piedras y ramas, la menor de dos años de edad, había pasado ahí la noche y parte de la mañana. Tenía el torso desnudo.

“Solo tenía un pants. Me sorprendió muchísimo verla tan tranquila, sin miedo. Solo temblaba de frío. Es un milagro. Nadie se explica cómo no tenía golpes graves en el cuerpo”, explicó Cruz.

Lichita sobrevivió a pesar de haber sido arrastrada aproximadamente 200 metros, en cambio, su madre Iseth Lazcano Leyva, de 33 años de edad; su hermano Agustín de 12; y su tío Joaquín de 25 no han sido encontrados.

El padre de la menor, quien también logró evadir la fuerza del río de lodo, no se ha reunido con la pequeña, debido a que fue llevada con otros parientes y él se unió a los cuerpos de emergencia en la búsqueda del resto de sus familiares.

“El papá de Lichita ni siquiera sabe que ella está viva. Allá donde anda buscando no tiene señal. No hemos podido contactarlo”, dijo a Expansión Luz Lazcano, una de las tías de Alicia.

Lee: Los 5 huracanes más devastadores que han tocado México en los últimos años.

Lloran a sus muertos

Mientras las labores de búsqueda de más víctimas continúan con perros entrenados, en las pequeñas poblaciones afectadas como Xaltepec –a una hora de la cabecera municipal de Huauchinango–, los deudos ya entierran a sus muertos.

El cuerpo de María y el de sus seis hijos fueron velados la noche del lunes y enterrados este martes, quienes murieron sepultados por un alud de tierra mientras dormían.

Ramón, el esposo, había estado de visita en la cabecera municipal, razón por la que salvó la vida.

El paso de Earl dejó al menos 40 muertos en la sierra norte de Puebla, aunque el gobierno estatal y federal reconocieron una cifra de 33, autoridades municipales reportaron el hallazgo de más cadáveres.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Según una lista que difundió la autoridad de Huauchinango, 25 de los decesos se registraron en el municipio y los otros ocurrieron en Tlaola, Naupan y Pahuatlán.

En un recorrido que realizó por la zona la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles, dio a conocer que hay daños en un total de 29 municipios, donde el gobernador estatal Rafael Moreno Valle anunció declaratoria de emergencia.

Ahora ve
Así es la potente computadora que SpaceX envió al espacio
No te pierdas
×