De alumnos a brigadistas, así vivió el sismo el Tec Ciudad de México

Entre gritos y pánico, los estudiantes del Tec de Monterrey se convirtieron en rescatistas en su campus, uno de los inmuebles más afectados al sur de la capital tras el sismo del martes.
Un olor a flores.  La comunidad del Tec brinda homenaje a las víctimas en la entrada principal del campus Ciudad de México, escuela en la que encontraron a cinco alumnos sin vida tras el sismo de magnitud 7.1 registrado el 19 de septiembre.  (Foto: Sofía Sánchez Morales)
Sofía Sánchez Morales
Sheila Sánchez Fermín
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El intenso olor de las flores blancas hace que las personas que están afuera del Tec de Monterrey, campus Ciudad de México, olviden por breves instantes que se encuentran ahí por una tragedia. Pero las veladoras, los mensajes de apoyo y los llantos se lo recuerdan.

Cuando el temblor de magnitud 7.1 de este martes azotó la capital mexicana y otros estados, muchos no se dieron cuenta de la gravedad de los daños. Sin embargo, los estudiantes y maestros que se encontraban en las instalaciones vieron desde sus ventanas cómo los puentes que conectaban los edificios se caían estrepitosamente. Y los que no, lo escucharon.

“Mis alumnos empezaron a gritar. Estábamos en un tercer piso, y entre todo el griterío se escuchó cómo caía el primer puente, y los demás encima“, dice Osmar Sánchez Aguilera, profesor de literatura en esta universidad. En cuanto terminó el sismo, varios alumnos y profesores corrieron hacia los escombros a intentar ayudar a quienes habían quedado atrapados, mientras otros lloraban al abrazar a sus amigos, relata el profesor de origen cubano.

Lee: Relevos nocturnos, trabajan sin parar tras el sismo

En otro punto del campus, alejado de las aulas de clases y de los puentes que acababan de colapsar, se repitió la misma escena de pánico y consternación en el edificio de la biblioteca, ubicado en uno de los extremos.

Debido a que las instalaciones fueron afectadas alumnos, profesores y empleados del campus tendrán que ser trasladados temporalmente al campus Estado de México.
El edificio de Prepa Tec.  Debido a que las instalaciones fueron afectadas alumnos, profesores y empleados del campus tendrán que ser trasladados temporalmente al campus Estado de México.  (Foto: Sofía Sánchez Morales)

“Comencé a escuchar cómo tronaban los vidrios y cómo se caían los plafones. Fue una sensación de no saber si vas a estar vivo al siguiente instante, y luego cuando salí comenzaron a caer vitrales y parte de la fachada. La estructura resistió”, recuerda José Florencio Santillán, profesor e investigador de la división de Humanidades y Ciencias Sociales.

Este analista político relata cómo una de sus colegas, la decana Inés Sáenz, salió con los dedos de la mano izquierda ensangrentados porque reventaron los vidrios de la sala de juntas en donde se encontraba.

Después del sismo hubo confusión, pánico y desesperación, pero poco a poco los alumnos comenzaron a tomar la iniciativa y ayudar a los damnificados.

Recomendamos: Testimonio: entre los escombros de Zacatepec, en Morelos

Labores de rescate en el Tec de Monterrey Campus Ciudad de México

Los alumnos pronto se convirtieron en rescatistas, cambiando mochilas por cascos, tablets por picos y laptops por palas, tubos o cualquier herramienta que les ayudara a rescatar a sus compañeros.

"Estoy conmovido y agradecido hoy por el apoyo de tanta gente: primero con mis colegas, quienes estuvimos agrupados compartiendo información y apoyándonos en todo momento; y con los alumnos, que ante la evacuación a tiempo de edificios, se organizaron espontáneamente para ayudar a gente afectada, buscaron agua y víveres y dirigieron a paramédicos y rescatistas con los heridos. También nos informaban por altavoces sobre la situación", detalla Miguel Nájera, profesor de semiótica, en su cuenta de Facebook.

No sería hasta varias horas después cuando alumnos y profesores se enterarían del fallecimiento de cinco alumnos y de las más de 40 personas que resultaron heridas. Al día siguiente, se revelarían las identidades de Alejandro, Edgar, Luis Manuel, Juan Carlos y Rubén.

Una vela para ‘guiar’ el camino

Los estudiantes que asisten este viernes al homenaje a sus compañeros, en la entrada principal de la preparatoria y universidad —conocida entre la comunidad del Tec como la puerta cuatro—, dicen que han decidido no dar entrevistas por el momento, por respeto a la memoria de sus compañeros.

En el lugar, decorado con velas, un listón negro, playeras del Tec y cartulinas con mensajes como Un "borrego nunca olvida a otro borrego" y #FuerzaTe, decenas de personas vienen y van con lágrimas en los ojos —ex alumnos, profesores, personal administrativo, padres, personal de seguridad— y palabras de apoyo para los miembros de su comunidad.

Cuando los que estuvieron en el temblor se encuentran con alguien a quien no ven desde el martes, le abrazan con fuerza y dejan salir las emociones que intentaban contener.

Recomendamos: #sismo en México: ¿Qué puedo donar que no sea comida?

A unos metros de la fachada, otro grupo de estudiantes está empaquetando donaciones que han recibido en el centro de acopio del campus, para enviarlo a donde sea necesario. El miércoles era Xochimilco, ahora es Morelos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En este emblemático campus del sur se siguen evaluando los daños, motivo por el que la institución trasladará sus actividades al Campus Estado de México para el resto del semestre, de acuerdo con el último comunicado de la institución. Los alumnos también tendrán la alternativa de transferirse a otros campus.

Este lunes 25 de septiembre la comunidad del Tec se reunirá nuevamente en el campus, esta vez para rendir homenaje a Alejandro, Edgar, Luis Manuel, Juan Carlos y Rubén.

Ahora ve
Expertos analizan pruebas para determinar si Pablo Neruda fue asesinado
No te pierdas
×