Nuevo León pronostica un ‘boom’ de la inversión china en los próximos 10 años

Fernando Turner, secretario de Economía y Trabajo local, dice en entrevista que los recursos que llegan al estado provenientes del país asiático incluso superarán a los originarios de Estados Unidos.
Preparando el camino  Nuevo León proyecta la construcción de un parque industrial que incluye espacios para empresas chinas que se espera comiencen a llegar a la entidad.  (Foto: Alejandro Hernández Olvera)
Félix Córdova
MONTERREY (Expansión) -

El secretario de Economía y Trabajo de Nuevo León, Fernando Turner, es consciente de que México vive un difícil panorama en materia de crecimiento, en particular por factores como la incertidumbre generada por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Estados Unidos y Canadá.

Frente al escenario de que en ese proceso haya malos resultados —dice—, el país debe estar preparado para entablar y ampliar otros acuerdos comerciales con naciones de Europa y Asia, una posibilidad que ya se explora en la administración estatal de la que él forma parte.

“Todo es posible (con la renegociación del TLCAN), pero también es posible que muchas empresas asiáticas se vengan para acá porque ya no puedan exportar a través de México”, señala Turner en entrevista con Expansión.

Lee: Justin Trudeau prevé negociaciones difíciles por TLCAN

Como parte de esta estrategia, la Secretaría de Economía y Trabajo (Sedet) contempla instalar oficinas en esos continentes y ha iniciado conversaciones con 800 empresas. A partir de ello, espera concretar acuerdos con al menos 10% de esas compañías, así como que se dispare la inversión procedente de China e incluso supere a la que llega a la entidad desde Estados Unidos.

“Uno de los grandes cambios en los próximos 10 años va a ser la inversión china en México y, sobre todo, en Nuevo León”, dice Turner, un empresario que se unió al gabinete de Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, desde el inicio de su gestión en octubre de 2015.

“Yo esperaría que en 10 años o más, de una empresa china que tenemos, tengamos unas 50”, subraya el funcionario.

Como ejemplo, menciona la construcción del Parque Industrial Hofusan en el municipio de Salinas Victoria, una localidad a 37 kilómetros de Monterrey, la capital del estado, uno de los de mayor desarrollo económico del país.

Como resultado de esta obra, Nuevo León espera captar inversión extranjera por 2,000 millones de dólares de las empresas que se instalen en el mediano y largo plazo. Los recursos que se invertirán en la edificación serán de alrededor de 65 millones de dólares.

Lee: Arranca la construcción del Parque Industrial Hofusan

“En caso de que no se firme (el nuevo TLCAN), pues ajustaremos, y creo que el país seguirá adelante. Hay muchos países en el mundo que no tienen tratado con Estados Unidos y les va muy bien, como China, o algunos otros países asiáticos, como la India”, dice Turner, quien llama a que México reduzca su dependencia de EU.

La inversión en números

Turner, quien ha sido presidente del Consejo de Administración de la empresa de autopartes Katcon y fue colaborador de Andrés Manuel López Obrador —al grado de que en 2012 éste dijo que sería su secretario de Economía si ganaba las presidenciales de 2012—, estima que, pese a las tensiones derivadas del TLCAN, la inversión extranjera directa que llegue a Nuevo León este año ascienda a 3,000 millones de dólares.

De ocurrir, el monto sería igual al de 2016, de acuerdo con las estadísticas oficiales.

Hoy, según la Sedet, 40% de las empresas extranjeras que invierten en Nuevo León es originario de Estados Unidos, un porcentaje que Turner cree que cambiará.

Por ello, además de buscar inversionistas en otros destinos, la entidad analiza explotar otros sectores, como el energético, en el que el gobierno federal ha autorizado proyectos que en conjunto suman una inversión de 4,700 millones de dólares.

El caso KIA

Poco después de que Turner asumiera las riendas de la Sedet, un proyecto de inversión extranjera causó tensiones dentro del gobierno estatal.

Fue el llamado caso KIA, en el que la administración de Rodríguez Calderón exigió a la automotriz surcoreana renegociar los términos del acuerdo que había establecido con el anterior gobernador, Rodrigo Medina, bajo el argumento de que eran onerosos para el estado. Estos incluían puntos como que Nuevo León donara el terreno para la instalación de una planta y exentara a la empresa de pagar impuestos por 20 años.

Meses después, en junio de 2016, ambas partes alcanzaron un convenio que contempla reducir los incentivos fiscales y el compromiso de que KIA eleve sus compras a proveedores locales, lo que ha permitido que la relación entre autoridades y compañía sea positiva, afirma Turner.

Lee: Final feliz en el conflicto Nuevo León-KIA

Incluso, el secretario estima que antes de que termine este año concluya la segunda etapa de un parque ferroviario que permitirá a la automotriz distribuir su producción en Estados Unidos y Canadá. Se prevé que la obra tenga un costo de 258.15 millones de pesos y que por ella puedan transportarse alrededor de 900 vehículos al día.

Ahora ve
El primer crucero ecológico y sustentable será realidad en 2020
No te pierdas
×