Ingenieros chilenos explican los derrumbes del 19 de septiembre

La Universidad Católica de Chile aseveró que hay al menos dos aspectos en los edificios afectados: la arquitectura de los primeros pisos y los refuerzos de acero al interior de las estructuras.
Derrumbes  El terremoto de magnitud 7.1 dejó al menos 38 construcciones derrumbadas y 200 con graves daños estructurales.  (Foto: Cuartoscuro)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Un grupo de ingenieros de la Pontificia Universidad Católica de Chile entregó un informe sobre las causas del colapso de varios edificios en México tras el terremoto del 19 de septiembre pasado.

Los expertos del Departamento de Ingeniería Estructural y Geotécnica de esa casa de estudios expusieron como factores la arquitectura de las construcciones y los refuerzos de acero en las estructuras que se vinieron abajo con el fuerte movimiento telúrico.

El académico de la Universidad Católica, Christian Ledezma, aseveró en un comunicado que "hay al menos dos aspectos fundamentales en los edificios afectados. Uno corresponde a la arquitectura de los primeros pisos, que son distintos al resto de las plantas".

Lee: Esto sabemos a un mes del sismo del 19 de septiembre

19 datos de los sismos que sacudieron territorio mexicano en septiembre

Un segundo factor, detalló, "tiene qué ver con los refuerzos de acero al interior de las estructuras, donde las cantidades no parecían las adecuadas".

El terremoto de magnitud 7.1 que remeció a México el 19 de septiembre dejó un saldo de 369 personas fallecidas, al menos 38 construcciones derrumbadas y 200 con graves daños estructurales.

Ledezma, quien realizó la investigación junto a los docentes Rosita Jünemann y Matías Hube, indicó que en Chile la normativa sísmica de construcción impone restricciones a diseños similares al mexicano porque generan "puntos débiles" en las estructuras en caso de terremotos.

En días posteriores al terremoto registrado en la Ciudad de México, expertos nacionales han señalado como factor de los colapsos la existencia de entrepisos blandos o flexibles en las plantas bajas de los edificios para alojar en ellas los estacionamientos. Sin embargo, algunos han señalado que el problema no es este tipo de construcción sino la ausencia de cálculos adecuados de carga y rigidez para hacerla resistente a sismos.

El académico chileno Hube agregó que "hay un grado de responsabilidad en la fiscalización de las edificaciones dañadas, de acuerdo a la conversación con ingenieros mexicanos. En otros casos, también pudo haber incidido la existencia de normativas más o menos flexibles".

Recomendamos: Diputados proyectan 43,000 mdp más por los sismos

Sin embargo, Ledezma destacó que varias obras de gran envergadura resistieron el pasado terremoto de México gracias a que fueron construidas con base en la experiencia que dejó el fuerte movimiento sísmico de 1985.

Puntualizó que "la ingeniería actual permite estimar el comportamiento sísmico de los edificios, e incorporar los refuerzos que sean necesarios para mitigar los posibles daños en un evento futuro".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La investigación realizada por los expertos chilenos fue publicada por la Asociación de Reconocimiento de Eventos Extremos Geotécnicos de Estados Unidos.

Con información de Obrasweb.mx

Ahora ve
El futbolista Robinho es condenado a nueve años de prisión por violación
No te pierdas
×