Extranjeras alistan carrera energética

Empresas como BP, Chevron, Statoil o Petrobras pueden liderar los proyectos en aguas profundas; el shale interesa a estadounidenses más pequeñas como el Consorcio Eagle Ford Shale de Texas.
petroleo  (Foto: Cortesía Fortune)
James Fredrick

La reforma energética, promulgada el 20 de diciembre de 2013 permitirá que se desarrollen nuevas operadoras mexicanas, pero también hará que las empresas extranjeras aprovechen la apertura del sector.  

"El rango de oportunidades que tiene México es tan amplio que absolutamente todo el mundo está interesado", dice Pablo Medina, analista de la consultora del sector energético Wood Mackenzie.

En primer lugar, los gigantes privados, como BP, Chevron, ExxonMobil, Shell y Total, y algunas petroleras estatales, como la noruega Statoil y la brasileña Petrobras, pueden liderar los proyectos de exploración y producción en aguas profundas. Son los realizados a más de 500 metros de profundidad y donde la inversión es más costosa y arriesgada desde el punto de vista técnico.

En 2013, en el lado estadounidense del Golfo de México hubo 137 perforaciones en aguas profundas, mientras que Pemex sólo registró seis, según cifras difundidas por el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell y que publica la revista Expansión en su edición del 1 de febrero de 2014.

El principal yacimiento identificado por Pemex en aguas profundas está en el Área Perdido, en el Golfo de México, en el límite de la frontera marina con Estados Unidos y donde el petróleo está a unos 3,000 metros. "La lista de empresas que pueden perforar a 3,000 metros y cuentan con los recursos financieros es menor a 10", dice John Padilla, director de la consultora IPD Latin America.

Lo más probable es que estas grandes compañías extranjeras se alíen con Pemex en aguas profundas, dice Gonzalo Monroy, asesor petrolero de la consultora GMEC. De esa manera, Pemex compartirá la carga financiera y recibirá ayuda tecnológica, mientras que las privadas se beneficiarán del conocimiento de la estatal sobre el yacimiento, añade.  

Extrajeras apuestan por el shale

Otra área donde las extranjeras tendrán ventaja es en el gas shale.

Frente a los miles de pozos de Estados Unidos, México sólo tiene siete descubrimientos de este tipo. En el yacimiento de Eagle Ford de Texas perforan más de 300 compañías de pequeño y mediano tamaño, como EOG Resources, Marathon Oil, Chesapeake Energy y Penn Virginia.

Las empresas líderes en este sector son pequeñas, pues los retornos del gas shale son menores y exigen una flexibilidad tecnológica y de financiamiento que los gigantes de la industria no tienen.

Una agrupación de estas empresas, el Consorcio Eagle Ford Shale de Texas, está constituyendo un comité binacional, para el que invitará a empresas y organizaciones mexicanas. Su objetivo es participar en el desarrollo de yacimientos de gas shale en el norte de México, dice Ernesto Marcos, socio de la consultora energética Marcos y Asociados.

Sin embargo, para instalarse en México, las pequeñas empresas de Estados Unidos necesitarán contratos atractivos del gobierno, lo que aún no está garantizado, dice Medina.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por último, hay compañías extranjeras que ya están en México prestando servicios a Pemex, como Halliburton, Schlumberger, Weatherford y Baker Hughes. Podrían aprovechar su experiencia para operar por su cuenta.

Un caso de éxito es el de la británica Petrofac. En las primeras dos rondas de contratos de servicios que realizó Pemex, ganó cuatro campos maduros. Pero su negocio es prestar servicios, no administrar proyectos como un operador, opina Monroy.

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×