Descuidos digitales dañan a empresas

Expertos aseguran que el 63% de las compañías pierden información valiosa por estas fallas; pocas personas toman en cuenta que pueden ser observadas mientras usan sus equipos, dijeron.
Expertos sugirieron proteger más la información que se manej
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

En México, 63% de las empresas públicas y privadas pierden cada año archivos con información valiosa, principalmente por descuidos en el uso de medios digitales para su almacenamiento, revela un estudio de la firma Mattica.

El laboratorio de investigación de delitos cibernéticos en México y Centroamérica reporta que de las pérdidas, sólo 23% se atribuyen a robos y 57% al extravío de equipos portátiles como computadoras, celulares, agendas electrónicas, dispositivos de almacenamiento como los CD y memorias USB.

El director de Investigaciones Digitales de Mattica, Andrés Velázquez, señaló que las personas, en general, son poco precavidas y utilizan sus computadoras portátiles en lugares públicos sin considerar que las actividades que realizan pueden ser observadas por un tercero ajeno a dicha información.

Mencionó que pocos toman en cuenta el riesgo de perder un celular en el que hay registros con nombre, apellido y teléfono, ya que la mayoría no utiliza un “Pin” de seguridad en sus móviles, lo que resguardaría la privacidad de las personas.

Dijo que una gran cantidad de computadoras portátiles, agendas electrónicas, memorias de USB son perdidas o robadas y aunque en la mayoría de los casos estos equipos llegan a personas que no tienen interés en la información almacenada, en ocasiones ésta puede ser el objetivo principal del robo.

Aconsejó utilizar mecanismos que protejan la información de los equipos que son extraviados o robados, ya sea por pantallas de privacidad al usarlos en lugares públicos, o tener contraseñas en los equipos de cómputo.

El laboratorio de cómputo asegura que contar con medidas de destrucción controlada de información una vez que las empresas regalan o venden los equipos de cómputo a los empleados, por ejemplo, también es un elemento de protección.

Consideró necesario sacrificar la comodidad y la inmediatez para mejorar la seguridad; lo ideal, asegura, es lograr un equilibrio y proteger más la información cuanto más valiosa y delicada sea.

 

Ahora ve
No te pierdas