Los impuestos hacen su debut en la Bolsa

Con la operación FEMSA-Jugos del Valle, los grandes accionistas pagarán ISR por primera vez; hasta hace una semana, las operaciones bursátiles de estas personas estaban exentas del gravame
La tendencia a la baja en los mercados bursátiles de EU y Mé
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Había una vez un país muy muy cercano donde los grandes accionistas no pagaban impuestos por las ganancias que obtenían al negociar títulos en la Bolsa de valores… pero el cuento terminó. Desde ayer, los accionistas individuales que tienen más del 10% de una empresa que cotiza en el mercado bursátil mexicano pagan el Impuesto Sobre la Renta (ISR).

La oferta de adquisición del 100% de las acciones de Jugos del Valle lanzada este miércoles por Coca-Cola inauguró una nueva etapa en que los grandes accionistas ya no están exentos del pago de impuestos cuando hacen una operación bursátil.

Los accionistas mayoritarios de Jugos del Valle tendrán que pagar el impuesto correspondiente al vender su compañía a Coca-Cola FEMSA y The Coca-Cola Company, una operación valuada en alrededor de 370 millones de dólares.

El Congreso mexicano aprobó recientemente que las personas o grupo de personas, que directa o indirectamente tengan 10% o más de las acciones representativas del capital social de una empresa en Bolsa deben pagar el ISR.

La disposición entró en vigor el 2 de octubre pasado, pero hasta antes de esa fecha, las personas físicas que tenían una participación mayoritaria en una compañía pública estaban exentas de pagar el gravamen en las operaciones bursátiles.

La reforma legislativa, impulsada principalmente por los partidos de oposición en el Congreso, fue para “recaudar ingresos de las grandes operaciones que suceden en nuestro mercado accionario, las cuales no son muy recurrentes pero que han sucedido en el pasado (venta de bancos y otras)”, según un reporte de Ixe.

Los bancos mexicanos Banamex y Bancomer fueron adquiridos en años recientes por los grupos extranjeros Citigroup y BBVA, respectivamente, pero sus accionistas individuales no pagaron impuestos ya que esas operaciones se hicieron en el terreno “libre de gravamen” que era la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

El ISR en operaciones bursátiles ya se aplicaba a personas morales, es decir, las empresas o sociedades que hacían operaciones en la Bolsa, pero no era aplicable a las personas físicas.

Los cambios tributarios buscan gravar sólo a los grandes accionistas individuales, pues las personas físicas que tienen menos del 10% de las acciones de una empresa no tienen que pagar el impuesto, esto es para que el inversionista minoritario y potencial no se vea afectado.

Según el último reporte de Jugos del Valle a la BMV, Manuel Albarrán Mocouzet mantenía el 37.9% de la segunda productora de jugos del país, seguido de la firma Holdinmex, con 28%, y Roberto Albarrán Campillo con el 10.1%.

La reforma a la Ley del ISR indica en su artículo 109, fracción XXVI, que el impuesto aplica también cuando se venda el 10% o más de una emisora en un periodo de 24 meses, en una sola o en varias operaciones.

Ejecutivos de Jugos del Valle y Coca-Cola no estuvieron disponibles para informar los detalles sobre el pago de impuestos, las empresas destacaron que aún no concluye la operación.

Una vez que la compra-venta culmine, los grandes accionistas de Jugos del Valle deberán cuantificar sus ganancias y pagar el ISR respectivo.

Ahora ve
No te pierdas