Banco alemán, nueva víctima por crisis

Después de haber sorteado el trance hipotecario, IKB necesita un socio para su reestructuración la institución se salvó por un paquete de rescate financiero de 5,000 mdd de otros bancos
FRANCFORT (CNN) -

El banco alemán IKB necesita buscar un socio fuerte, de acuerdo a un auditor que examinó las razones por las cuales casi se hunde el pequeño prestamista tras la crisis desatada por las inversiones en créditos hipotecarios de alto riesgo.

IKB, que se salvó gracias un paquete de rescate financiero de 3,500 millones de euros (5,000 millones de dólares) de otros bancos alemanes, dijo que lo peor ya había pasado.

"La crisis aguda de IKB ha sido dominada. Tenemos un cronograma claro de reestructuración", afirmó el presidente ejecutivo Guenther Braeunig.

Pero el hecho de que se negara a descartar un aumento de capital causó preocupación entre los inversionistas, lo que provocó una caída del 9.2% en sus acciones.

Braeunig dijo que cualquier incremento de capital ahora dependía de la búsqueda de un nuevo socio, algo que los auditores describieron como un "componente esencial" para sus planes.

Sus comentarios llegan en un momento en el que el gobierno alemán considera la venta de su participación del 38% en IKB a través del banco de desarrollo KfW. Una fuente cercana a la situación dijo la semana pasada que KfW había contratado a Merrill Lynch para que la asesorase en el tema.

"IKB celebra la decisión de KfW de evaluar las opciones estratégicas para su participación en IKB", dijo el complicado prestamista. "Tenemos mucho que ofrecer a un socio sólido", agregó.

IKB es una franquicia atractiva porque tiene un negocio enfocado en la mediana empresa de Alemania. Entre quienes han manifestado un potencial interés se encuentran Commerzbank, la cooperativa de préstamos DZ Bank y las poderosas cajas de ahorro del país.

Ahora ve
No te pierdas