Rusia quiere controlar el soccer

La cuota de la energética Gazprom en el futbol alemán muestra el interés económico en el deport sin embargo, para la Bundesliga germana, esta inversión no es sino una "llamada de alerta".
La nueva camiseta del equipo que patrocinará Gazprom. (Reute
Redacción /

Cada invierno, el calor de los hogares (y la industria) europeos depende de Rusia. Gazprom, la empresa estatal de energéticos de ese país, provee 43% de la demanda de gas natural y 30% del petróleo al viejo continente, algo que la Unión Europea considera peligroso, según el analista internacional Thomas Friedman.

Pero Gazprom quiere controlar no sólo la energía sino también el futbol soccer. El caso más patente es Alemania, donde recientemente la empresa firmó un contrato para patrocinar durante cinco años, hasta 2012, al club teutón Schalke 04, por 163 mdd.

La cuota de Gazprom en el futbol alemán es el asomo de la ofensiva rusa de capitales en el deporte europeo. El objetivo es patrocinar a los equipos de más fama en cada país, advierte Klaus Mangold, presidente de los grupos económicos alemanes con negocios en Europa del Este.

“Rusia nada en dinero como resultado de los millonarios negocios del gas y el petróleo. La economía rusa presionará cada vez más para salir al extranjero”, afirma Mangold.

Pero el presidente ruso, Vladimir Putin, señala que esta inversión sólo busca reafirmar su ‘marca país’ en Alemania, un mercado clave para Gazprom, pues la petrolera rusa construye junto con los germanos un gasoducto de 1,200 km de longitud para transportar 55,000 millones de m3 de gas. La obra estaría lista para operar en 2012.

Para la Bundesliga alemana, la inversión de Gazprom significó una nueva llamada de alerta sobre los capitales rusos en el futbol.

Hace cinco años, el magnate ruso Roman Abramovich, con una fortuna de 22,000 mdd, compró el equipo inglés Chelsea con parte del dinero que obtuvo de la venta de su petrolera Sibneft a Gazprom.

La noticia no sólo hirió el orgullo inglés e incomodó a la UEFA, sino que fue el inicio de investigaciones en Brasil, Argentina, Portugal e Inglaterra sobre lavado de dinero vía compra de jugadores europeos desde Sudamérica, por parte de magnates rusos.

Este año, los 18 equipos que integran la Bundesliga pagaron 224.9 mdd para adquirir jugadores, y recibieron 19.2 mdd por la venta de piernas.

Para Roberto Mansilla Blanco, del Instituto Gallego de Análisis y Documentación Internacional (IGADI), “los tiempos de la Guerra Fría entre Occidente y Rusia parecen volver, pero ahora bajo imperativos energéticos”.

Ahora ve
No te pierdas