Derrames de Pemex afectan a dos estados

El petróleo volcado por dos accidentes en el Golfo se extendía en las costas de Veracruz y Taba uno de ellos fue el choque de 2 plataformas marinas por una fuerte tormenta en aguas de Campech
VILLAHERMOSA, México (CNN) -

El petróleo que se derramó por dos accidentes en instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) bañaba el lunes a decenas de kilómetros de las costas de los estados mexicanos de Tabasco y Veracruz, en el Golfo de México.

Uno de los accidentes fue el choque la semana pasada de dos plataformas marinas por una fuerte tormenta en aguas del estado de Campeche, vecino a Tabasco, lo que causó la muerte de al menos 22 trabajadores petroleros.

El crudo llegaba en grumos y líquido y manchaba unos 30 kilómetros de costas de Tabasco, sobre todo en el municipio de Paraíso, que -junto con el mal clima- afectaba la visita de turistas en balnearios y la actividad pesquera.

"Son trozos de crudo a lo largo de los balnearios", dijo el alcalde de Paraíso, Francisco Santos Magaña. "Seguramente esto acarreará daños al sector pesquero y turístico", añadió.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) había dicho en un comunicado el viernes que el crudo derramado, unos 500 barriles, comenzó a recuperarse "mecánicamente" en aguas de Campeche y descartó un desastre ecológico.

El otro accidente, también la semana pasada, fue un derrame de 10,000 barriles de gasóleo en el sur del estado de Veracruz -vecino a Tabasco- que contaminó los ríos Chiquito, Jaltepec y Coatzacoalcos.

Del total del gasóleo derramado -una mezcla de hidrocarburos obtenida por destilación del crudo- entre 3,000 y 4,000 fueron a parar inicialmente al río Jaltepec, había dicho Pemex la semana pasada.

Posteriormente, protección civil de Veracruz dijo que el combustible ya contaminaba el mar frente al puerto de Coatzacoalcos.

"No sabemos qué cantidad, pero ya llegó a las aguas del Golfo de México", dijo el lunes Julia Martínez, portavoz de Protección Civil de Veracruz.

Tabasco, en el sudeste mexicano y donde continuaba lloviendo el lunes, se encuentra además desde el fin de semana en estado de emergencia debido a inundaciones causadas por un frente frío en el Golfo de México.

Unas 70,000 personas en el estado han sido evacuadas o fueron afectadas por algunos desbordamientos a lo largo de los ríos Grijalva, La Sierra, Usumacinta, Puxcatán, Tulijá y Carrizal.

Las autoridades temen que los ríos se salgan totalmente de cauce e inunden a la capital, Villahermosa, de 750,000 habitantes, que es rodeada por los ríos Grijalva y Carrizal.

Residentes y el Ejército mexicano luchan desde la noche del domingo rellenando costales de arena con los que levantaban muros en los bordes del Grijalva para evitar un desbordamiento.

El gobernador de Tabasco Andrés Granier dijo que la situación se puede agravar con el paso de las horas, pues los caudales seguirán recibiendo las filtraciones de las zonas altas y de la presa Peñitas, que está siendo desfogada para evitar que reviente.

Ahora ve
No te pierdas