Alianza Sony-BMG aprobada por Europa

La fusión fue criticada por firmas independientes por atentar con la competitividad musical; la Comisión Europea evaluó la alianza como poco riesgosa por la nueva comercialización por Inte
BRUSELAS (CNN) -

El grupo japonés de electrónica Sony y la firma alemana Bertelsmann (BMG) consiguieron el miércoles la aprobación de las autoridades de la competencia de la Comisión Europea para su 'joint venture' de edición musical, una medida que indignó a los sellos independientes.

La Comisión, que vigila la competencia en los 27 estados miembros de la Unión Europea (UE), no estableció condiciones para las compañías.

Sony y Bertelsmann ya habían recibido la autorización en 2004 y habían avanzado en el desarrollo del emprendimiento, pero dicha decisión fue revocada por el Tribunal de Primera Instancia, el segundo tribunal más importante de la UE, tras la apelación de grupos rivales.

Dicha sentencia había afectado a la industria musical y pudo haber quebrado la alianza entre Sony y BMG, que apelaron ante el más alto tribunal de la UE.

La Comisión se vio obligada a llevar a cabo una nueva investigación, que inició en enero de este año y podría haber provocado el desmantelamiento de la sociedad.

"Esta investigación representa uno de los exámenes más profundos de compleja información que ha asumido la Comisión en un procedimiento de fusión", dijo en un comunicado Neelie Kroes, comisaria de Competencia.

"Muestra claramente que la fusión no generará problemas de competencia en ninguno de los mercados afectados", agregó.

Sony BMG indicó que estaba satisfecha con la decisión.

"Sony BMG ahora puede dirigir sus recursos a asumir los desafíos de la industria", afirmó la firma en un comunicado.

La Comisión señaló en su declaración que había reevaluado la fusión a la luz de las actuales condiciones del mercado, considerando los desarrollos ocurridos desde el 2004, como el crecimiento en las ventas de la música por Internet.

Pero la decisión provocó la ira de los sellos independientes, que le temen a la concentración del mercado porque podría dañar a la diversidad dentro de la industria de la música y atentar contra las preferencias de los consumidores.

"La Comisión ha ignorado el simple hecho de que cuatro empresas controlan el 95% de la música que oye la mayoría de los ciudadanos en el mundo", dijo Patrick Zelnik, presidente de Impala, una asociación de sellos musicales independientes.

Ahora ve
No te pierdas