Deutsche Bank reporta números rojos

El banco alemán fue afectado por la crisis que golpea a los mercados y el ajuste al crédito; la unidad de banca de inversión del Deutsche Bank tuvo una pérdida de 258 mdd.
FRANCFORT (CNN) -

El banco alemán Deutsche Bank advirtió el miércoles que su división de banca de inversión, su principal generadora de recursos, seguirá enfrentando problemas, luego de que la crisis crediticia global empujara al negocio a números rojos por primera vez en media década.

Incluso a pesar de que el banco dijo que sus resultados del cuarto trimestre serán débiles, los inversionistas estaban satisfechos al no encontrar sorpresas desagradables en los resultados de la entidad.

La unidad de banca de inversión del Deutsche Bank tuvo una pérdida de 179 millones de euros (258 millones de dólares) en el tercer trimestre y el banco dijo que sus ingresos durante el cuarto serán "significativamente menores que los máximos históricos alcanzados recientemente", debido a que los mercados continúan volátiles.

La ausencia de sorpresas en los resultados marcó un duro contraste ante algunos rivales.

En la semana, UBS se convirtió en el segundo mayor banco global en reportar una pérdida en el tercer trimestre, luego de que la correduría Merrill Lynch pasara a rojo activos por 8,400 millones de dólares.

"Hicieron un mejor trabajo que Merrill Lynch", dijo Andreas Plaesier, un analista de MW Warburg. Pero agregó:"asumo que la crisis financiera también afectará a la banca de inversión durante el primer trimestre del 2008".

El banco dijo el miércoles que sus beneficios totales antes de impuestos alcanzaron los 1,400 millones de euros, gracias a ganancias inesperadas por la venta de participaciones en compañías y de oficinas en Wall Street.

Aunque este resultado implica una caída del 20% en relación al nivel del tercer trimestre del 2006, es mejor que lo estimado por el banco hace un mes, cuando dijo a los inversionistas que esperaba beneficios antes de impuestos de alrededor de 1,200 millones de euros.

"Los inversionistas están aliviados de que Deutsche Bank no tenga ningún muerto en el clóset", dijo un operador.

En una muestra del daño infligido por semanas de turbulencia en los mercados de deuda y por un ajuste en el crédito, Deutsche Bank dijo que los ingresos en su banca corporativa y de inversión se hundieron más de la mitad, a 1,900 millones de euros, en el tercer trimestre.

La importante unidad de intermediación, una mina de oro para el banco en el pasado pero igual de impredecible que los mercados financieros en los que opera, tuvo una pérdida de más de 800 millones de euros.

La compra y la venta de productos de deuda estuvieron severamente afectadas por las difíciles condiciones del mercado. Los ingresos se hundieron en más de un 60%, a menos de 600 millones de euros.

Los resultados del tercer trimestre se vieron ayudados por menores costos salariales, debido a que el banco pagará menores bonos a su personal, dijo a analistas el presidente financiero Anthony di Iorio.

"Octubre partió muy positivamente", dijo Iorio, aunque advirtió que era muy temprano para referirse a los resultados de todo el trimestre.

Sin embargo, el presidente ejecutivo de Deutsche Bank, Josef Ackermann, dijo que la compañía alcanzaría su meta de beneficios antes de impuestos de 8,400 millones de euros el año próximo, si los mercados retornaban a la "normalidad".

Ahora ve
No te pierdas