Chrysler negocia presionado por huelga

Un nuevo contrato laboral se está discutiendo con el sindicato UAW para evitar otra huelga naci 49,000 trabajadores de Chrysler interrumpirían sus operaciones si no se llega a un acuerdo.
El presidente de UAW, Ron Gettelfinger, apuesta a que el sin
DETROIT (CNN) -

Los delegados del sindicato y el fabricante de autos Chrysler LLC negociaban intensamente el martes un nuevo contrato laboral para unos 49,000 trabajadores fabriles en Estados Unidos, un día antes de que expire el plazo para evitar una huelga.

El sindicato Trabajadores Automotores Unidos (UAW por su sigla en ingles) le dio a Chrysler, que no cotiza en Bolsa, un plazo hasta las 15:00 GMT del miércoles para alcanzar un acuerdo y amenazó con llamar a la segunda huelga nacional contra una automotriz estadounidense en menos de un mes.

El sindicato realizó una huelga de dos días contra General Motors en septiembre, antes de que las dos partes alcancen un acuerdo.

El impacto de una huelga contra Chrysler sería compensado por la interrupción de las operaciones en una serie de plantas, que la automotriz ya ha emprendido para limitar los inventarios ante la debilidad de las ventas.

Cinco de las plantas de ensamblado de Chrysler que cuentan con empleados representados por UAW fueron puestos en suspensión esta semana. En Sterling Heights, estado de Michigan, otra fábrica ha sido programada para ser apagada durante la semana que viene, según fuente cercanas a los planes.

Las negociaciones entre las partes habían estado en pausa por tres semanas, luego que el sindicato aceptó extender el contrato de cuatro años con Chrysler para enfocarse en su rival mayor GM.

De los 180,000 trabajadores representados por UAW en los tres grandes fabricantes de autos de Detroit, Chrysler tiene la menor cantidad: apenas 49,000 empleados sindicalizados, frente a los 73,000 de GM y 58,000 de Ford Motor Co.

Las tres compañías se esfuerzan por una reestructuración luego que el año pasado reportaron una pérdida combinada de 15,000 millones de dólares y perdieron participación de mercado ante rivales extranjeros.

Con Chrysler en la mira, el presidente de UAW, Ron Gettelfinger, apuesta a que el sindicato, que representa a unos 180,000 trabajadores de los fabricantes de autos de Detroit, será capaz de coincidir con el nuevo dueño de Chrysler, el fondo Cerberus Capital Management LLC.

Ahora ve
No te pierdas