Chiquita es demandada por 7,860 mdd

El productor de plátano fue acusado en EU por financiar a una organización paramilitar en Colom la querella que será la última de varios alegatos busca la compensación a nombre de 393 víctima

La mayor demanda en Estados Unidos en contra del principal productor de plátanos, Chiquita Brands International, se presentó este miércoles, en la que se argumenta que la empresa financió y armó a una organización paramilitar colombiana acusada de matar a agricultores.

La demanda civil busca un total de 7,860 millones de dólares en nombre de 393 víctimas y sus parientes y acusa a Chiquita de conspirar con el grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) para controlar las regiones donde se cultivan los bananos.

"Se trató de controlar cualquier aspecto de la distribución del banano y su venta a través de un reinado del terror", dijo el abogado defensor, Jonathan Reiter, a periodistas en Nueva York.

La demanda busca compensación por daños por apoyo al terrorismo, crímenes de guerra, muertes ilegales y tortura.

La querella, presentada en la Corte Federal de Manhattan, es la última de varios alegatos presentados por víctimas colombianas en contra de Chiquita en Estados Unidos este año.

La empresa admitió que pagó a grupos guerrilleros violentos, incluidas las AUC, a las que se acusa de llevar a cabo masacres durante una larga guerra de guerrillas, antes de que se iniciara su desarme en el 2003.

En marzo, Chiquita acordó pagar una multa de 25 millones de dólares para llegar a un acuerdo en un querella criminal del Departamento de Justicia de Estados Unidos, que acusó a la compañía de pagar a la AUC más de 1.7 millones de dólares desde 1997 al 2004.

El Gobierno de Estados Unidos considera a la AUC como una organización terrorista extranjera.

Reiter dijo que ese dinero no llegaría a las víctimas. En septiembre, el ministro del Interior de Colombia, Carlos Holguín, dijo que el acuerdo con el Departamento de Justicia no otorga inmunidad a Chiquita frente a pagos adicionales.

Michael Mitchell, un portavoz de Chiquita, que tiene sus oficinas centrales en Cincinnati en el estado de Ohio, dijo que la demanda "tergiversó groseramente los pagos realizados por Chiquita en Colombia".

"La empresa se vio forzada a realizar estos pagos tanto a organizaciones de derecha y de izquierda para proteger las vidas de nuestros empleados en un momento en que los secuestros y asesinatos eran frecuentes", dijo.

La demanda busca un pago punitivo de 10 millones de dólares, además de 10 millones de dólares en daños en compensación para cada una de las víctimas.

Los abogados dijeron que la cantidad se basó en un acuerdo del 2004 en el cual Libia admitió su rol en un atentado de 1988 contra el vuelo de Pan Am 103 sobre Lockerbie en Escocia y pagó hasta 10 millones de dólares a cada una de las familias de las 270 personas muertas.

 

Ahora ve
No te pierdas