La UE multa a Sony, Fuji y Maxwell

Las empresas incurrieron en fijación de precios, lo que les costará 75 millones de euros; la multa de Sony se incrementó un 30%, a 47 millones de euros, por obstrucción en la investigac
La multa para Sony aumentó un 30% por obstrucción en la inve  (Foto: )

La Comisión Europea multó el martes a los productores de cintas de video japoneses Sony, Fuji y Maxell por un total de 75 millones de euros (109.8 millones de dólares) por fijar sus precios.

"Entre 1999 y 2002, Sony, Fuji y Maxell lograron elevar o de otro modo controlar los precios a través de una serie de reuniones regulares y otros contratos ilícitos", dijo el órgano ejecutivo de la Unión Europea (UE) en un comunicado.

La multa de Sony Corp. se incrementó en un 30%, a 47 millones de euros, después de que obstruyera la investigación, agregó el comunicado.

Las multas para Fujifilm Holdings Corp. e Hitachi Maxell Ltd se redujeron en un 40 y un 20% respectivamente, a 13.2 millones y 14.4 millones de euros cada una, tras cooperar en las pesquisas.

"Esta decisión envía dos advertencias a las compañías que se involucren en actividades de cartel", dijo la comisaria europea de la Competencia, Neelie Kroes, en un comunicado.

"Primero, la Comisión puede perseguir a los carteles efectivamente (...) y segundo, obstruir una investigación antimonopolios de la Comisión lleva a severas penas", agregó.

La Comisión comenzó una investigación con redadas a las filiales en la UE de Sony, Fuji y Maxell en mayo del 2002.

Las redadas detectaron "abundante evidencia de actividades de cartel", aunque un empleado de Sony se negó a responder a los funcionarios europeos, quebrantando las obligaciones de Sony, y otro empleado destruyó documentos durante la inspección, dijo la Comisión.

Sony reconoció su participación sólo después de recibir la carta formal de acusación de la Comisión, dijo la UE.

El cartel cubría dos de los principales formatos de cintas de video profesional en ese momento -Betacam SP y Digital Betacam-, que en el 2001 acumulaban ventas anuales de 115 millones de euros en la UE y en otros países europeos.

Las cadenas de televisión y productoras independientes son las principales consumidoras de estas cintas.

Sony, Fuji y Maxell, que controlaban más del 85% del mercado profesional, "organizaron tres rondas exitosas de incrementos de precios y se esforzaron por estabilizar los precios cuando no era posible aumentarlos", dijo la Comisión.

Ahora ve
No te pierdas