Dulces de la Rosa protesta contra EU

La empresa mexicana envió una carta de protesta al Departamento de Salud de California; las autoridades no entregan aún los resultados de los análisis de los dulces supuestamente tóxi
El Pulparindo, acusado de tóxico en California. (Archivo)

Dulces de la Rosa envío hace dos días una carta de protesta al Departamento de Salud del estado de California, Estados Unidos, por el retraso en la entrega del certificado de libre venta del dulce de chile pulparindo rojo.

Desde hace tres meses la firma mexicana, espera el dictamen de la dependencia estatal, en la que indique que su producto no contiene plomo y  puede ser comercializado en la región.

La empresa fue informada de que el 2 de noviembre recibirían el  resultado de las pruebas que encargaron las autoridades estatales al National Food Laboratory.

Armando Crespo, director de Exportaciones de la firma, mencionó que el documento en el que se inconforman fue dirigido a la directora general del Departamento de  Salud, Jane Petite.

“Ya les contestamos todo lo que nos han pedido, se cumplió en tiempo y forma, hicimos los cambios dentro de la fábrica, aunque sabemos que están muy ocupados con los juguetes detectados con plomo que vienen de China y lo de las zanahorias contaminadas, no es excusa para que no nos den una respuesta”, dijo el directivo.

Para evitar en el futuro más acusaciones sobre productos contaminados, la firma tomó “acciones correctivas de buenas prácticas de manufactura”, que contemplan auditorías en materias primas, pruebas antes de embarcar el producto, análisis del chile en polvo que está en contacto con el medio ambiente y capacitación al obrero. Lo que requirió, en este año, 25,000 dólares de inversión.

Dulces de la Rosa informó que desde el pasado 19 de julio que dejó de vender el pulparindo en territorio estadounidense, han tenido pérdidas por 55,400 dólares, equivalentes a 616,048 pesos, que representan un camión lleno del producto. Crespo comentó que viajó a California para conversar con las autoridades,  pero el encuentro fue infructuoso.

El 2 de noviembre pasado tenían que recibir el certificado de libre venta. La dependencia llevo a cabo una segunda revisión porque presuntamente encontró plomo en las pruebas al pulparindo rojo; no han tenido ninguna notificación.

Ahora ve
No te pierdas