Ecuador desafía defensa de América Móvil

El gobierno dijo que no se dejará intimidar por las acciones legales que pueda emprender la emp América Móvil tiene hasta el 5 de diciembre para corregir las fallas de las que la acusa Ecuado
QUITO (CNN) -

El gobierno de Ecuador anunció que  no se dejará intimidar por las acciones legales que interponga la unidad de América Móvil en ese país, por lo que continuará con las investigaciones sobre las deficiencias técnicas que podrían poner fin a su operación en esa nación.

La Secretaría Nacional de Telecomunicaciones, ente regulador del sector, analiza un pedido de un organismo inferior para que se declare la caducidad del contrato de la telefónica Porta -filial del gigante mexicano- por incumplimientos y fallas en sus servicios.

La compañía ha llevado a cabo acciones judiciales, entre ellas un pedido de arbitraje ante un organismo local, para neutralizar cualquier resolución adversa que ponga en riesgo sus inversiones en Ecuador, en el marco de una estrategia que desató malestar entre las autoridades.

"Es una falla de operación que debe resolver Porta. No es un problema judicial, sino técnico", dijo el secretario nacional de Telecomunicaciones, Jaime Guerrero, quien llamó a la justicia a negar los pedidos de Porta, el mayor operador de telefonía móvil del país, con 6.5 millones de clientes.

"Respetaremos el régimen legal, pero el ente de control no va a dejarse intimidar por juicios que le pongan", agregó a periodistas.

Porta tiene hasta el 5 de diciembre para subsanar los problemas registrados en la prestación de sus servicios. A partir de ese momento y de no mediar un acuerdo, la autoridad emprenderá los trámites para la declaratoria de caducidad de su contrato.

Guerrero sostuvo que Porta tiene la posibilidad de evitar su expulsión, en el caso de que la disputa se mantenga en el ámbito técnico y exista una voluntad de la empresa para corregir su operación. "No creo que se llegue a eso (a la caducidad del contrato)", aseguró.

La disputa legal se produce en momentos en que América Móvil, del empresario mexicano Carlos Slim, trata de renovar por 15 años su concesión que expira en el 2008, en medio de las críticas del presidente Rafael Correa por las tarifas que cobra a sus clientes.

Ahora ve
No te pierdas