¿Cáfe mexicano? Mmh.. no, gracias

Los productores pronostican una reducción en las exportaciones y en la producción del grano; los envíos caerían 6.9%, a 2.7 millones de sacos y la producción bajará 6.7%, a 4.2 millones.
La producción de café mexicano tuvo un declive. (Dreamstime)  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Las exportaciones de café mexicano caerían un 6.9% en el ciclo 2007/2008, pero el país planea estimular la producción y promover el consumo a escala nacional en la siguiente década, dijo el jueves la agrupación de productores de la Amecafé.

Rodolfo Trampe, coordinador ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Cadena Productiva del Café, dijo que las exportaciones podrían ubicarse en 2.7 millones de sacos de 60 kilos, comparado con los 2.9 millones de sacos de la pasada cosecha.

Trampe dijo que México producirá 4.2 millones de sacos de café en el nuevo ciclo, una caída de un 6.7% contra la campaña 2006/2007, cuando la fortaleza del mercado y el apoyo del Gobierno ayudaron a obtener una producción de 4.5 millones de sacos.

Los árboles de café generalmente producen menos el año posterior a una cosecha extraordinaria.

"La cosecha pasada fue extraordinaria", dijo Trampe. "Creo que es una serie de factores, sin duda una recuperación del precio internacional, también hay apoyo del Gobierno a los productores", dijo.

Amecafé es una nueva asociación privada del sector que incluye productores, tostadores y exportadores. Sustituyó al consejo mexicano del café que se desintegró hace algunos años luego de una investigación sobre corrupción.

Trampe dijo que Amecafé inició con un programa de cinco años dirigido al crecimiento de la producción renovando árboles de mayor edad y aumentando el cuidado de las plantaciones. Declinó dar una cifra sobre los efectos que tendrían esas medidas en la producción.

Desarrollo del mercado interno

Amecafé recientemente lanzó un nuevo plan para aumentar el consumo dentro de México, en parte mediante la comercialización de café de alta calidad de productores pequeños en cafeterías del país.

"Tenemos todos los factores a favor para desarrollar el mercado interno", dijo Trampe en un evento para promover Café Punta del Cielo, una marca mexicana de alta calidad. "Queremos duplicarlo en los próximos 10 años", añadió.

La calidad del café mexicano ha disminuido en los últimos años por la falta de atención del Gobierno y una larga crisis de precios que dejó mal parados a muchos productores.

Una amplia proporción del café mexicano es ahora dirigida a la venta del café instantáneo -barato y de baja calidad- en países que comienzan a beber el aromático.

"Cada día México se convierte en un país exportador de café industrializado, sobre todo en los mercados emergentes, en Rusia y China", precisó.

Muchas naciones cafetaleras están buscando hacer crecer el consumo doméstico para protegerse contra la volatilidad del mercado.

México, que utilizó el año pasado 1.6 millones de sacos de su propio café, tiene una de las tasas más bajas de consumo: alrededor de un kilo anual por persona.

Trampe dijo que Amecafé también planea ayudar a establecer un banco con fondos privados y del Gobierno para mejorar el acceso a créditos de la industria cafetera. Agregó que el banco podría abrir a finales del próximo año.

Ahora ve
No te pierdas