Slim quiere vender parte de CompUSA

El empresario busca deshacerse de la cadena de computación por continuas pérdidas; el Wall Street Journal informó que la compañía ha tratado de negociar con la competencia sin éx

CompUSA, la cadena de tiendas de computación del empresario mexicano Carlos Slim, habría entrado a un proceso de liquidación al enfrentar continuas pérdidas, informó el periódico Wall Street Journal.

Slim estaría buscando deshacerse de más tiendas de CompUSA, luego de haber cerrado a principios de este año más de la mitad de los 229 establecimientos con lo que contaba la cadena en Estados Unidos y Puerto Rico, según los reportes del medio.

El diario, que citó fuentes cercanas a la situación, precisó que ejecutivos de la compañía se acercaron a las cadenas rivales Circuit City Stores, Micro Electronics y Systemax para ofrecerles tiendas y otras operaciones.

Un vocero de Circuit City confirmó al rotativo que su compañía abandonó las negociaciones tras revisar 50 tiendas de CompUSA, sin llegar a ningún acuerdo y sin que existan planes de seguir negociando.

Las fuentes señalaron que también las negociaciones con las demás cadenas rivales han fallado en alcanzar acuerdos.

El reporte de The Wall Street reforzó versiones que han comenzado a circular en portales tecnológicos de Internet sobre el posible cierre de CompUSA.

Dos de los portales más prestigiados, Engadget y Cnet, informaron este viernes que CompUSA se alista para cerrar definitivamente para finales de febrero próximo, sin embargo ejecutivos de la compañía, con sede en Dallas, no han confirmado ni desmentido las versiones.

A lo largo de siete años, desde que la adquirió por 800 millones de dólares, CompUSA ha sido siempre un dolor de cabeza para Slim, al no haber podido repuntar como otras de sus compañías.

Bajo la propiedad de Slim, CompUSA ha registrado fallidos intentos de expansión. En 2003 la compañía adquirió la cadena de tiendas de electrónicos "Good Guys" con 71 establecimientos en California, Nevada, Oregon y Washington.

Sin embargo, dos años después, las bajas ventas obligaron al cierre y extinción de la cadena.

Luego CompUSA buscó diversificar sus tiendas para dejar de ser identificada sólo como una compañía de venta de computadoras. Sus establecimientos dieron más espacio a la venta de televisores, estéreos y otros electrónicos, pero sin éxito.

La cadena ha tenido que enfrentar a un mercado cada vez más competitivo, con una continua reducción de sus márgenes de utilidades, provocados por la permanente caída en los precios de las computadoras.

En el mercado han aparecido también compañías gigantescas como las cadenas de descuento Wal-Mart y Costco, que venden computadoras y electrónicos y representan una serie amenaza a los establecimientos especializados en este rubro como CompUSA.

En febrero pasado CompUSA anunció el cierre de 126 de sus tiendas y el despido de casi 400 empleados de sus oficinas centrales en Dallas.

CompUSA explicó en un comunicado que las acciones formaban parte de un "completo realineamiento" de la compañía.

El "realineamiento" en el que se incluyó una infusión de 440 millones de dólares en capital, pareció haber alistado a la compañía para su venta.

En una rueda de prensa en marzo pasado en Ciudad de México, Slim dijo que vendería CompUSA si existiera alguien dispuesto a comprarla.

Ahora ve
No te pierdas