E.ON condiciona oferta por Endesa

La firma alemana no tiene intención de comprar a menos que tengan derecho a voto; E.ON confìa en que los accionistas voten a favor.
Wulf H. Bernotat, presidente ejecutivo de E.ON. (Cortesía E.
MADRID (CNN) -

El grupo alemán E.ON aclaró este martes su posición en la oferta de compra a la gigante eléctrica Endesa y dijo que no seguirá adelante con su propuesta si la junta de accionistas mantiene las limitaciones a los derechos de voto.

En la asamblea de Endesa,  programada para el 20 de marzo, los accionistas de la primera eléctrica española votarán si levantan el límite actual de los derechos de voto para los accionistas, fijado actualmente en el 10% del capital, tal y como exige E.ON en su oferta.

"Si no se cambian los estatutos, no compramos las acciones", dijo el presidente ejecutivo del grupo germano, Wulf Bernotat, en una rueda de prensa en Madrid.

El pasado 6 de febrero, el Consejo de Administración de Endesa valoró favorablemente la oferta mejorada de 41,027 millones de euros (53,300 millones de dólares) del grupo alemán sobre la eléctrica española.

El máximo responsable de E.ON había dicho previamente en el mismo acto que seguiría adelante con la Oferta Pública Accionaria sobre Endesa aunque no se cambiaran los estatutos.

"Lo único que puedo responder es no", sostuvo inicialmente Bernotat a la pregunta de si se retiraría de la oferta de no conseguir el levantamiento a las restricciones de derechos de voto.

El ejecutivo había señalado además que contemplaba la posibilidad de reunir a los accionistas hasta conseguir el levantamiento de las restricciones.

"Si no se logra la mayoría reuniríamos una y otra vez a la junta hasta conseguirlo", había declarado Bernotat.

En busca de apoyo

En un discurso pronunciado antes de la rueda de prensa, Bernotat hizo un llamado a los accionistas para que acudan a la junta y voten a favor de levantar las restricciones, incluidos algunos accionistas significativos.

"Esperamos que otros accionistas importantes (...) voten a favor de las modificaciones (...) no deberían esperar a la decisión de los accionistas con participaciones mayores, porque probablemente éstos no darán a conocer públicamente su decisión hasta después del fin del plazo de aceptación", dijo Bernotat.

Después de la conferencia, los periodistas rodearon al portavoz de E.ON, Peter Blau, en busca de aclaración y este insistió en que el cambio de estatutos es una condición.

"Si la junta no cambia los estatutos, no compraremos ni una acción", dijo Blau.

El principal obstáculo para el éxito de E.ON en su oferta sigue siendo su principal accionista, la constructora Acciona con un 21% del capital.

Acciona no ha dado a conocer su voto en la próxima junta, pero ha dicho que venderá su participación si E.ON se hace con el control de Endesa.

Ahora ve
No te pierdas