Warner busca adquirir a EMI

Por tercera ocasión las disqueras comienzan pláticas acerca de una eventual compra; la oferta contará con el apoyo de Impala, gremio que agrupa a las discográficas independientes.

Warner Music Group, dijo este miércoles que de hacer una oferta de adquisición sobre el grupo británico EMI Group, sería completamente en efectivo.

La casa discográfica explicó que su declaración tenía la intención de clarificar que sus accionistas no serán llamados a ratificar sus intereses en Warner Music, como lo disponen las leyes de adquisición británicas.

La disquera estadounidense que maneja a artistas como Madonna y Red Hot Chili Peppers, comentó el martes que se acercó a EMI para hablar de una eventual propuesta de compra.

La oferta contaría con el apoyo de Impala, el gremio que agrupa a las discográficas independientes y que anteriormente se había opuesto a la consolidación de la industria.

Este acercamiento es el último capítulo de una extensa batalla de siete años en la cual EMI y Warner Music, han tratado de comprarse mutuamente.

Los analistas creen que cualquier oferta por EMI, la cual ha emitido dos advertencias de ganancias este año, es probable que alcance 260 peniques por acción.

Las acciones de EMI cerraron en 240 peniques el martes, lo que valuaba a la casa disquera de Robbie Williams y Coldplay en cerca de 3,700 millones de dólares (mdd).

Pero los analistas también advierten que cualquier nueva oferta podría tener los mismos problemas regulatorios que han afectado a las propuestas de fusión realizadas en 2000 y 2003.

El año pasado se enfrascaron en una batalla por 4,600 mdd por adquirirse mutuamente, pero las esperanzas de un acuerdo se esfumaron en junio, cuando una corte europea anuló la aprobación de la fusión de Sony Music y BMG.

Este fallo sembró la duda respecto a si EMI y Warner Music obtendrían la luz verde de los reguladores, por lo que las empresas decidieron abandonar las conversaciones hasta que hubiera una mayor claridad por parte de las autoridades antimonopolios.

La Comisión Europea se encuentra ahora examinando una nueva presentación de la propuesta Sony-BMG, que crearía la segunda mayor disquera del mundo, para lo cual tiene como plazo hasta el 1 de marzo.

Ahora ve
No te pierdas