Habrá más bancos: Carstens

El secretario de Hacienda defiende la competencia en entrevista exclusiva con CNNExpansión.com; afirma que es "fundamental" la participación de más intermediarios financieros.
Armando Talamantes
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El gobierno calderonista continuará la política de otorgar nuevas licencias a bancos que soliciten ingresar al sistema financiero nacional, con el fin de fomentar una mayor competencia en el sector, aumentar el nivel de bancarización y lograr una reducción en las tarifas que se cobran a los usuarios.

“Para México es muy importante que haya una mayor disponibilidad de servicios financieros a precios adecuados, por lo mismo, una mayor participación de intermediarios es fundamental”, dijo el secretario de Hacienda, Agustín Carstens.

La administración foxista autorizó a diversos bancos para entrar a competir en México, donde el mercado está dominado por grandes jugadores como Citi, HSBC y BBVA.

“Si hay más participantes, pues obviamente la probabilidad de que la gente tenga un mayor acceso a los sistemas bancarios es mayor. Ése ha sido el punto toral que ha estimulado la apertura a nuevos participantes en el mercado”, dijo ayer Carstens en entrevista.

En noviembre pasado, Wal-Mart de México -el mayor minorista en el país- recibió autorización para arrancar su banco, cuyas operaciones iniciarán en julio en las 527 tiendas que tiene la cadena. En Estados Unidos, sin embargo, las intenciones de Wal-Mart para manejar un banco están de momento congeladas por las autoridades.

Espíritu de competencia

Carstens afirmó que “un espíritu de aumentar más la competencia en México” fue la razón por la que el gobierno anterior autorizó la entrada de Wal-Mart al sector bancario nacional.

“En Estados Unidos su sistema financiero es muy amplio y con mucha competencia, en México también se ha vuelto muy competitivo, pero la mera verdad es que un participante con el perfil de Wal-Mart le va a meter mucho dinamismo al mercado de crédito de las familias”, dijo.

Según los datos oficiales, se estima que apenas una quinta parte de las 26 millones de familias en el país tiene acceso a servicios bancarios, y legisladores y autoridades del Banco de México han criticado las altas tarifas que cobran los bancos por sus servicios, así como las elevadas tasas de interés.

“Creo que con el tiempo, esas tasas deben ir bajando (…) Lo que a nosotros nos interesa como autoridad, es que esto se haga en un marco de competencia, donde realmente no haya abusos y, por otro lado, también nos interesa, no que los bancos tengan utilidades extraordinarias, pero sí que los bancos estén fuertes y bien capitalizados”, agregó.

Para facilitar la bancarización y profundizar la competencia, el gobierno autorizó el año pasado a otras cadenas comerciales a operar bancos, tales como Famsa, Coppel y Chedraui, aunque hay más solicitudes en la lista de espera.

Apenas la semana pasada, la firma de inversión Merrill Lynch solicitó una licencia para operar un banco en México, que no estaría enfocado en operaciones minoristas, sino que serviría para ampliar sus opciones de fondeo y expandir su negocio institucional.

Comisiones justas

Carstens dijo que las regulaciones para controlar las tarifas que cobran los bancos a sus clientes deben estar en permanente revisión, pero advirtió que las regulaciones no deberían ser excesivas a tal grado que compliquen y encarezcan las operaciones de los intermediarios financieros.

“La regulación constantemente se tiene que ir revisando, no veo con malos ojos que en el Senado haya la inquietud de ir revisando la legislación vigente (…) No debemos entrar en una situación de camisa de fuerza: desde el punto de vista regulatorio no debemos inhibir la operación de los mercados, y a la vez todos debemos estar de acuerdo en que las comisiones que se cobran en México son justas y adecuadas para el usuario final. Es un balance que se tiene que lograr”.

Ahora ve
No te pierdas