Buffett se queja de reglas excesivas

La era post-Enron elevó los costos para las firmas, dice el inversionista y otros altos ejecuti
Chris Isidore
WASHINGTON -

Un “dream team” de prominentes empresarios y funcionarios del gobierno de Estados Unidos pidió ayer cambios en las regulaciones de la Unión Americana para evitar que los mercados financieros de ese país pierdan competitividad frente a otros mercados internacionales.

El secretario del Tesoro Henry Paulson y el presidente de la Comisión de Valores (SEC), Christopher Cox, moderaron ayer un panel que incluyó al gurú de las inversiones Warren Buffett, a los ex presidentes de la Reserva Federal, Alan Greenspan y Paul Volcker, al presidente de la Bolsa de Nueva York John Thain, al ex secretario del Tesoro Robert Rubin, al alcalde de Nueva York Michael Bloomberg; y a los CEOs de JPMorgan Chase y General Electric.

Entre las iniciativas que discutieron, figura dar a la SEC la autoridad para exentar a algunas compañías, especialmente a firmas pequeñas y de otros países, de varios aspectos de la Ley Sarbanes-Oxley, que se promulgó luego de los escándalos financieros de Enron y WorldCom.

La mayoría de los participantes en el panel dijeron que no estaban buscando un relajamiento en las leyes post-Enron, aunque casi todos afirmaron que las nuevas reglas causaban una pérdida de esfuerzos muy significativa así como también elevaban los costos de las empresas.

Buffett dijo que como un CEO "estamos haciendo un montón de cosas que yo considero innecesarias”. Aunque también afirmó que, como un inversionista, le gusta ver la mayor parte posible de los detalles de otras compañías.

“Tengo un entusiasmo por leer reportes (financieros). Soy como un adolescente leyendo Playboy. A los 76 años, debes de excitarte por algo”, dijo Buffett.

La Cámara de Comercio argumenta que compañías globales están eligiendo listarse en otros mercados bursátiles distintos al estadounidense, lo que pone en riesgo la economía de EU al largo plazo.

La propuesta de la cámara hizo un llamado para que las compañías estadounidenses, en vez de emitir reportes trimestrales donde estimen sus ganancias, enfoquen sus perspectivas hacia estrategias e inversiones de largo plazo.

La iniciativa de la Cámara también pidió que los planes de inversiones para los empleados y asalariados sean más fáciles, con el objetivo de que sea más fácil para los estadounidenses invertir en planes de retiro.

La propuesta de la Cámara, sin embargo, no incluyó ninguna de las peticiones de gobierno corporativo que han solicitado grupos de accionistas, tales como modificar la forma como se eligen a los directores o la facultad de los tenedores de acciones para modificar las pagas y compensaciones de los altos ejecutivos de las firmas.

Los ejecutivos en el panel también expresaron concertación acerca del rol que están jugando los auditores externos en la era post-Enron, y las demandas en los comités de auditoría en los consejos de administración de las empresas.

“Érase una vez cuando existía una cosa llamada auditores independientes y eran confiables”, dijo el CEO de General Electric, Jeff Immelt.

Dijo que las acciones legales en contra de la ex firma de auditores Arthur Andersen hizo que los auditores apliquen reglas demasiado estrictas sin tener ninguna consideración de cuál es la mejor forma de conocer verdaderamente los resultados de una compañía.

El CEO del NYSE, John Thain, lamentó que el mercado estadounidense se está perdiendo de las grandes colocaciones accionarias. Sólo dos de las 25 más grandes colocaciones en el último año se hicieron en EU.

Ahora ve
No te pierdas