Macao versus Las Vegas, primer round

Stanley Ho solía dominar todo, pero con la llegada de casinos de EU su estrategia deberá cambia el multimillonario de 85 años y 17 casinos hoy se enfrentá con Wynn Resorts y Las Vegas Sands C
Stanley Ho ocupa el puesto 84 entre las 100 personas más ric
MACAO, CHINA (AP) -

Stanley Ho solía dominar casi todo en Macao, la ciudad china de los casinos que probablemente acaba de sobrepasar a Las Vegas como el mayor centro de juegos de apuestas en el mundo.

El multimillonario de 85 años era propietario de todos los casinos de Macao, buena parte de los terrenos, sus mejores hoteles y aun la numerosa flotilla de transbordadores que traen hordas de apostadores al ex enclave portugués en las costas del sur de la China.

Pero Ho perdió el monopolio de los casinos hace cuatro años. Ahora sus 17 casinos deben competir con muchos de los grandes nombres en el negocio, como Wynn Resorts Ltd. y Las Vegas Sands Corp. Mientras los impetuosos estadounidenses se apresuraban a construir sus relucientes casinos, Ho cavilaba su nueva estrategia.

En febrero, Ho replicó con su mayor proyecto en 30 años. Abrió su nuevo casino central en el Hotel Grand Lisboa, de 3,000 millones de dólares (mdd), una torre de oro con 430 habitaciones cuya parte superior semeja una gigantesca flor de loto.

La gran incógnita es si la compañía de Ho y sus casinos podrán estar a la altura de los demás después de casi 40 años sin competencia. Algunos clientes se quejaban desde hace tiempo que el servicio era hosco, las alfombras deshilachadas y las salas de juego demasiado envueltas en humo.

Durante décadas, Ho ha sido uno de los personajes más pintorescos y prominentes de Macao y la cercana Hong Kong. Pese a su edad, sigue siendo un entusiasta bailarín de salón y siempre departe animadamente con la gente de prensa.

Hoy, Ho ocupa el puesto 84 entre las 100 personas más ricas del mundo según la revista Forbes, y mantiene cómodamente a su numerosa familia: 17 hijos de cuatro mujeres a las que llama ''esposas''.

Una buena parte de su fortuna la hizo con el Casino Lisboa, el corazón del juego en Macao. El viejo Lisboa y los otros casinos de Ho pertenecen al Macao anterior a la llegada de los estadounidenses al ex enclave que Portugal devolvió a China en 1999.

Ho tendrá que ponerse al día para estar a la par del nuevo Macao, estilo Las Vegas, que magnates como Steve Wynn y Sheldon Adelson, de Sands, esperan construir: numerosos casinos más grandes y más deslumbrantes, repletos de comercios elegantes, restaurantes finos, parques temáticos finos, salas de convenciones y espectáculos.

Macao ya parece haberse convertido en el primer centro de juegos de apuestas en el mundo. El año pasado, sus ingresos por ese rubro subieron 22% a 6,950 mdd. Los ingresos de Las Vegas hasta noviembre fueron de 6,080 millones, lo que significa que tendrá que haber ganado casi 1,000 millones más en diciembre solamente para mantenerse al tope.

Analistas de JPMorgan y Morgan Stanley pronostican que los ingresos de los superapostadores se verán pronto superados por la masa que usa las máquinas tragamonedas, un mercado probablemente dominado por operadores estadounidenses.

La compañía que opera los casinos de Ho, la Sociedade de Jogos de Macau (SJM) todavía es el operador principal ya que controla 17 de los 24 casinos de Macao. Pero el porcentaje de ingresos del grupo se reducirá hasta caer a una cuarta parte del mercado para el 2009, según una proyección de JPMorgan.

Ahora ve
No te pierdas