El 'plan Ideal' para cambiar Neza

Con el proyecto Ciudad Jardín, la firma IDEAL invertirá unos 150 mdd para transformar el lugar; la empresa que dirige Jaime Chico Pardo quiere poner árboles donde ahora sólo hay basura.
En ciudad Neza habitan 2 millones de personas, lDEAL quiere
CIUDAD DE MÉXICO -

Desde hace algunas semanas, la gente de Ciudad Neza, al oriente de la Ciudad de México, es testigo de las caravanas de vehículos pesados que recorren de un lado a otro las avenidas Nezahualcóyotl y Adolfo López Mateos.

El ajetreo no es ajeno a esa zona, surgida hace más de 60 años del caos provocado por la fuerte migración del campo a la ciudad. En su primer lustro de existencia, el número de habitantes pasó de 2,000 a 40,000, y nunca dejó de crecer. Medio siglo después, en Ciudad Neza, ya erigido en municipio, habitan dos millones de personas, en un continuo urbano donde la sucesión de casas forma un laberinto de ladrillo gris que parece no tener fin.

Este crecimiento desmedido y desordenado tuvo sus consecuencias. Los vecinos padecen frecuentemente la escasez de servicios básicos, desde agua potable y áreas verdes, hasta escuelas (privadas y públicas) y hospitales. El contraste más palpable es que la región con más alta densidad de población (19,324 habitantes por km2 contra 53.3 en todo el país) está junto a un basurero de 110 hectáreas de superficie, equivalente a dos veces y media el tamaño de Ciudad del Vaticano.

El reciente ir y venir de camiones forma parte de un plan para transformar esa zona. Este municipio del Estado de México está ‘mudando de piel’, y parte de su paisaje, hasta ahora grisáceo, está a punto de pintarse de verde. El proyecto Ciudad Jardín pretende convertir el tiradero de basura, cerrado hace dos años, en una zona deportiva con servicios de salud, educación y un centro comercial.

Los impulsores de Ciudad Jardín quieren que sea el corazón de la vida social de cuatro millones de residentes y de colonias de municipios colindantes, como Chimalhuacán. Si se cumplen los plazos, donde ahora sólo hay desechos en 2008 habrá árboles.

El proyecto fue ideado por la compañía Gucahe, que carecía de presupuesto para desarrollarlo. Así que el artífice de este plan es Carlos Slim, principal accionista de Impulsora para el Desarrollo y el Empleo en América Latina (IDEAL).

IDEAL nace a mediados de 2005, cuando se separa del Grupo Financiero Inbursa. Tres meses después empezó a cotizar sus propias acciones en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Al frente, compartiendo la presidencia con Slim, está su mano derecha, Jaime Chico Pardo, también presidente del consejo de administración de Telmex. “En este proyecto se volcó toda la experiencia inmobiliaria del grupo”, afirma el ejecutivo.

La meta de IDEAL es integrar una cartera de proyectos de infraestructura. Si son viables, busca financiamiento, los implementa y los opera. Eso es lo que está haciendo IDEAL en Ciudad Jardín, donde invertirá alrededor de 150 millones de dólares (MDD) para edificar un centro comercial con 178 locales, y donde ya están empresas del Grupo Carso como Sanborns, Sears o Dorian’s. “Invitamos a otras tiendas departamentales que no son del grupo, y estamos recibiendo una respuesta muy positiva”, comenta Alfonso Salem, director general de la empresa. Además, habrá un hospital de la cadena Star Médica, con consultorios, un colegio de educación básica y un deportivo que tendrá en total 60 canchas. Se sumarán un almacén Wal-Mart, un Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT), y un campus de la Universidad La Salle. Al cierre de la edición estaba pendiente decidir si instalan también un Museo del Niño.

“Estamos transformando un pasivo ecológico en un activo económico”, explica Salem, llegado al Grupo Carso en 1984 y responsable del proyecto de remodelación del Centro Histórico de la Ciudad de México. Este tipo de cambios son que los que Slim intenta sacar de su chistera en toda América Latina. Y su varita mágica se llama IDEAL.

La empresa ornitorrinco
IDEAL no es una empresa de construcción, pero ha ganado varias licitaciones para construir y operar carreteras. Tampoco es una compañía de desarrollo de software, pero tiene la concesión para el sistema de cobro electrónico de peaje de todas las carreteras federales del país. Nadie diría que es una firma de ingeniería, pero participó en el concurso para construir la presa hidroeléctrica La Yesca y podría competir por la ampliación del Canal de Panamá. “Según la BMV, IDEAL está dentro de los conglomerados, que es un ente medio raro”, afirma Carlos González, analista del departamento de estrategia bursátil de Ixe Grupo Financiero.

IDEAL es una controladora de acciones de empresas que, a su vez, tienen a cargo proyectos de infraestructura. A principios de año, cuando apenas tenía 18 meses de haberse escindido de Inbursa, su valor de mercado era 3,760 MDD, cuatro veces el tamaño de ICA, una firma de ingeniería con seis décadas de vida y que hasta entonces era la mayor del país.

En su portafolio tiene activos tan diversos como la concesión para construir y operar el Libramiento Norte Ciudad de México o un consorcio dedicado al desarrollo de software. Pero su diseño le permite incursionar en casi cualquier negocio: puertos, aeropuertos, presas hidroeléctricas, tecnología, plantas tratadoras de agua... No importa dónde, en México o en otro país de la región, o si la inversión requerida es de 200 ó 5,000 MDD. “Estamos viendo de todo”, afirma Chico Pardo.

Los cuatro negocios más interesantes para la compañía son las concesiones públicas, sobre todo de carreteras; los Proyectos de Prestación de Servicio (PPS), donde se asocia el capital privado y el público; los Pidiregas, que son obras de propiedad públicas pero ejecutadas y financiadas por particulares; y los desarrollos propios, como la parte que les corresponde en Ciudad Neza

Actualmente, IDEAL tiene 29 subsidiarias agrupadas en seis rubros: investigación científica, carreteras, servicios, inmobiliaria, desarrollo de software y servicios médicos. Su plantilla fija es de apenas siete empleados, pero a través de sus subsidiarias emplean a 2,329 personas.

Las concesiones carreteras y el telepeaje electrónico son el activo más importante de la empresa, hasta 90% del total. Los proyectos propios son 8% de los activos, entre los cuales destaca una división tecnológica, la empresa Eidon, de la que IDEAL posee 68%, dedicada a desarrollar soluciones de software y cuyos principales clientes son Telmex y América Móvil.

En contra del rezago
El Banco Mundial calcula que se requieren inversiones equivalentes a 2.4% del Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina sólo para satisfacer la actual demanda de infraestructura de las empresas e individuos. Las crisis económicas dejaron un rezago ante importantes competidores, como los países asiáticos que, recuerda Chico Pardo, invierten 9% de su PIB en infraestructura.

Si se quiere responder al crecimiento esperado, entonces hacen falta 75,000 MDD de inversión anual en infraestructura por los siguientes 20 años. Y si la intención es alcanzar los niveles de competitividad que tiene un país como Corea, entonces hay que invertir 100,000 MDD anuales durante las siguientes dos décadas. De este tamaño es la oportunidad que tiene IDEAL. “Este rezago en infraestructura está creando nuevas oportunidades de inversión”, dice Chico Pardo.

El gasto en infraestructura en México ha empezado a recuperarse después de la crisis económica de 1995. Según cálculos de la firma de corretaje Merrill Lynch, el valor de los proyectos de infraestructura que serán licitados por empresas públicas como Pemex y la Compañía Federal de Electricidad (CFE), así como en países de Centro y Sudamérica, suma 13,500 MDD. “Prevemos que IDEAL hará ofertas competitivas para la mayoría de estos proyectos”, señala el analista Carlos Peyrelongue en este análisis fechado en enero.

La firma de Slim tiene sus propios cálculos. Dicen que hay un centenar de proyectos por un valor de 35,000 MDD que podrían desarrollarse durante este sexenio y que, además de hacer más competitivo al país, generaría unos cinco millones de empleos. “Los gobiernos se están dando cuenta y ya han empezado a hacer infraestructura”, dice Salem.

No lo dice sólo por México. Se refiere también a otros gobiernos de la región. IDEAL ha identificado un total de 16,600 MDD distribuidos en 57 proyectos en los que podrían estar interesados. En 77% de los casos se trata de concesiones. “Lo haremos como lo hicimos en las telecomunicaciones”, asegura Chico Pardo. “Vamos ir entrando en cada país en función de las oportunidades que tengamos”.

IDEAL ha estado muy activa en los sectores más beneficiados por el crecimiento demográfico, salud y educación, desde una actividad de construcción de centros hospitalarios o la gestión inmobiliaria. Slim se asoció con Star Médica, una red propiedad del empresario michoacano Alejandro Martín del Campo con hospitales en Mérida, Morelia, Puebla, Aguascalientes y San Luis Potosí. La unidad de Ciudad Juárez se inaugurará los primeros días de mayo. El mes pasado iniciaron la construcción del hospital que estará en Ciudad Jardín, el cual contará con 75 camas y 190 consultorios. Se espera que esté listo en mayo de 2008.

En educación, IDEAL anunció en diciembre pasado que compró en 322 MDD los ocho inmuebles de la Unitec, una universidad privada dirigida a los segmentos medios de la población. IDEAL arrendará los inmuebles por un plazo de 20 años. La universidad obtuvo así recursos para financiar su crecimiento y la alianza estratégica con IDEAL le permitirá obtener los inmuebles que van a ocupar los nuevos campus rentados. “Buscábamos un socio de buen tamaño, flexible y rápido, que acompañara a la Unitec en su incursión en América Latina”, dice Raúl Méndez, rector de la universidad. La expectativa es que la Unitec abra o adquiera 10 planteles antes de que termine 2008.

Además, el gobierno anunció a principios de marzo que licitará en este sexenio 45 tramos carreteros y cuatro puentes internacionales, con lo que espera obtener 25,000 MDD. Sin duda, IDEAL será uno de los postores más interesados en estas concesiones. “Está visto que los recursos de la administración pública son insuficientes”, dijo Carlos Slim en una conferencia de prensa celebrada a mediados de marzo pasado. “Por eso hay que vincular los recursos públicos y privados”.

Empresario o Santa Claus
La estable situación macroeconómica del país, la disponibilidad de recursos financieros de largo plazo necesarios para las obras de infraestructura, así como la conciencia de los gobiernos de que la competitividad es un imperativo de la globalización, señalan que es un buen momento para IDEAL, según Chico Pardo.

Otros piensan que este paso era una medida estratégica para Slim, cuando el negocio de las telecomunicaciones comienza a tocar su techo. “Era una evolución natural para él”, menciona González, de Ixe.

En todo caso, el negocio luce atractivo por todos lados: la infraestructura, básica para el desarrollo de cualquier país, presenta un fuerte rezago en la región; no depende de variables externas, genera empleo y no se necesita importar materias primas ni tecnología. Y, quizá lo mejor de todo, es políticamente rentable.

Hasta el significado de IDEAL podría confundirse con una oficina gubernamental que promete crecimiento económico y nuevos empleos. Pero IDEAL, además de tener estas buenas intenciones en su nombre, ha sido vehículo de la filantropía del tercer hombre más rico del mundo. A fines de marzo del año pasado, Carlos Slim y su familia donaron 29% de las acciones de la compañía a la Fundación Carso. Cuando se realizó este donativo, el valor de mercado de la empresa era 3,410 MDD, lo que significa que el aporte fue de 989 MDD. El donativo fue parte de los 2,500 MDD que el empresario entregó entonces a sus fundaciones, cuyas agendas apoyan principalmente salud y educación.

En su último encuentro con la prensa, Slim dejó claro que no habrá más donaciones. “El empresario (…) es una persona que debe resolver los problemas haciendo más. No andar de Santa Claus”, dijo.

Hoy las fundaciones Carso, Telmex, el Centro de Historia Condumex, el Centro Histórico y el Museo Soumaya concentran un patrimonio de 4,000 MDD. Algunos analistas sospechan de estas donaciones, y dicen que son la respuesta del empresario a las críticas sobre su riqueza. Denise Dresser, la analista política, cree que no se debería ligar el apoyo a estas fundaciones a la buena marcha de una de las empresas, como es el caso de IDEAL. “Parecería que el señor Slim está pensando en una filantropía condicionada a su capacidad de continuar expandiendo su alcance y su predominio”, escribió en un artículo de la revista Proceso, días antes de que se anunciara que el empresario sigue en el tercer puesto de la lista de Forbes, con 49,000 MDD, aunque cada vez más cerca de Bill Gates y Warren Buffett.

El difícil arte del análisis
A pesar de las enormes posibilidades, también es cierto que existen algunos riesgos en este negocio. IDEAL depende del gobierno en turno para hacer negocios, y su portafolio está poco diversificado, afirma Merrill Lynch. También hay algunas amenazas, como la posibilidad de que aparezcan nuevos jugadores atraídos por el potencial de la zona, los pocos proyectos de largo plazo que hay en el sector energético, y la fuerte competencia que existe en las ramas más atractivas como la operación de aeropuertos, la aviación comercial, la administración de proyectos en áreas turísticas y las plantas de tratamiento de agua.

Sin embargo, hay algo más que puede ocurrir. “El deseo de IDEAL por ganar participación de mercado podría constituir un riesgo si la administración sobrevalorara ciertos proyectos en un intento por crecer rápidamente”, dice el análisis de Peyrelongue.

Banamex se pregunta si las necesidades se materializarán en oportunidades de inversión, en qué plazo y bajo qué condiciones. IDEAL, señala el análisis, tiene la capacidad y la experiencia financiera para hacerlo una vez que supere la curva de aprendizaje. Pero el ritmo de desarrollo del sector podría ser lento por cuestiones políticas y macroeconómicas. “El calendario de licitaciones no depende de la compañía”, afirma el análisis firmado por Cecilia del Castillo.

La firma de Slim también ha sido criticada por entregar poca información de su operación a los inversionistas, lo que complica los análisis de los expertos. La agencia Fitch Ratings suspendió, a fines de octubre de 2006, la calificación de los certificados bursátiles de la carretera La Venta, propiedad de IDEAL, ante la falta de información relacionada con esta autopista. “Son cosas que pasan al arranque de una empresa”, justifica Salem, el director de la compañía.

Chico Pardo está menos preocupado por estos asuntos. Para él, el riesgo está en el análisis de los proyectos. “La operación tiene su riesgo, pero la puedes cambiar en un momento dado”, comenta. “En el análisis somos muy cuidadosos”.

Slim dice que analizan propuestas de inversión en países de Centroamérica, que buscan oportunidades en construcción y operación de carreteras, de plantas hidroeléctricas y hasta de plantas de energía geotérmica. “Nos hemos dado un plazo de dos meses para decidir”. IDEAL es parte del legado que quiere heredar a su sucesor. “Cuando (a tus hijos) les dejas una empresa, les dejas trabajo, responsabilidad y compromiso”, dijo. “(Pero) cuando les dejas dinero, eso es sólo para que estén de vagos”. Y a juzgar por los planes de IDEAL, los herederos de Slim tendrán mucho, mucho trabajo.

Con información de Bárbara Anderson y Adolfo Ortega

Ahora ve
No te pierdas