Cemex, la verdadera internacionalización

México dejará de ser el principal mercado de la cementara y ahora EU será su mayor cliente; la compra de Rinker hará más fuerte su presencia en el extranjero como nunca antes.
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Cemex acaba de dar el paso decisivo para su globalización. La cementera mexicana tiene operaciones en 50 países de América, Europa, Asia, Medio Oriente y África, pero nunca había logrado que México dejara de ser su principal fuente de ingresos… hasta ahora.

Con la eminente adquisición de la australiana Rinker, México ya no pesará tanto en las ventas y ganancias de Cemex, y ahora Estados Unidos será el principal mercado de la compañía que dirige Lorenzo Zambrano.

México representó en 2006 el 30% de las ganancias de la empresa (medidas por el Ebitda) pero con la compra de Rinker, los analistas estiman que las operaciones en este país representarán sólo el 24%.

Esa proyección “no está alejada de las estimaciones de la empresa”, comentaron directivos de Cemex, la firma que preside Lorenzo Zambrano.

En cuanto se concrete la compra, que está pendiente de la decisión de los accionistas de Rinker, Estados Unidos se convertirá en el principal mercado de Cemex, con una participación del 40% frente al 20%  del flujo operativo que representó en 2006.

La mayor participación que tendrán las operaciones en Estados Unidos se debe a que el 85% de las ganancias actuales de Rinker provienen de la Unión Americana, donde tiene una fuerza especial en los estados de Florida y Arizona.

Estados Unidos y México son ahora los dos principales mercados, pero la empresa se mantiene como la más globalizada del país porque el 80% de sus ventas provienen de Estados Unidos (23%), España (10%), Reino Unido (11%), Resto de Europa (20%) y Resto del Mundo (14%).

Desaceleración en puerta

Ahora que Cemex dependerá mucho más del mercado estadounidense, la economía de ese país enfrenta un proceso de desaceleración que afecta al sector de la vivienda, uno de los principales mercados de las cementeras.

“Cemex será mas sensible al mercado norteamericano (…) es cierto que atraviesa un periodo difícil en el segmento de vivienda, pero la parte de infraestructura no ha tenido gran problema y con los planes que tiene el gobierno le puede compensar la caída en demanda por vivienda”, dijo Carlos Hermosillo, analista de Vector Casa de Bolsa.

Con la adquisición de Rinker, Cementos Mexicanos se confirmará como la segunda cementera más grande del mundo, con ventas estimadas por 23,200 millones de dólares (mdd), sólo superada por la suiza Holcim, que al año vende 29,000 mdd, y antes de la francesa Lafarge, con ventas por 22,700 mdd.

Cemex, sin embargo, será el primer productor mundial de concreto.

“La transacción del Rinker está en línea con su estrategia de integración vertical con la extensión en las otras áreas de la cadena de valor”, indicó un reporte del banco de inversión Credit Suisse.

Recuperación sólida

Ser global cuesta y Cemex tendrá que endeudarse para adquirir a Rinker. Los expertos estiman que la deuda total de la cementera mexicana superará los 21,000 mdd, ya que al cierre de 2005, los pasivos de la compañía sumaban 5,811 mdd, pero lejos de representar un problema será una oportunidad.

“El beneficio que tiene, con la escala que está alcanzando, Cemex es un generador de flujo impresionante, tiene varios proyectos de inversión importantes, pero frente al tamaño  de recursos que estás generando la verdad es que en un año y medio sí va a poder bajar rápidamente el monto de la deuda”, dijo Hermosillo.

El monto que pagará Cemex por la cementera australiana siembra ciertas dudas que son atenuadas por el desempeño de la empresa en los últimos años.

“El  nuevo valor de la transacción ha aumentado la probabilidad de una acción de calificación negativa. Sin embargo, continuamos considerando que la calificación de riesgo crediticio de la empresa se mantendrá probablemente en la categoría de grado de inversión”, dijo la calificadora de riesgo crediticio Standard and Poor’s

Incluso la empresa estima “lograr sinergias de 130 mdd, antes de impuestos, a los tres años de la adquisición de Rinker” según afirmó Cemex en su último reporte financiero.

Ahora ve
No te pierdas