Brasil y Bolivia discuten por refinerías

Delegados de Petrobras y autoridades bolivianas discuten el estatus de dos refinerias brasileña la discusión es sobre el precio de en la que la petroquímica de Brasil venderá a Bolivia sus pl
BRASILIA (AP) -

Delegados del conglomerado petrolero brasileño Petrobras y autoridades bolivianas discutían este viernes en La Paz el estatus de dos refinerías brasileñas en la vecina nación, instalaciones causa del mas reciente desentendimiento entre los dos países.

El ministro de Minas y Energía, Silas Rondeau, dijo a los periodistas el jueves que la cita era para evaluar cuál será el criterio para el traspaso de las dos refinerías a manos del estado boliviano.

''La tesis es que se encuentre un punto de equilibrio dentro de la lógica del precio de mercado'', dijo Rondeau a la salida de su despacho y antes de viajar a Río de Janeiro.

El ministro, quien aseguró que no tiene previsto visitar Bolivia, no se pronunció sobre los anuncios en la jornada desde La Paz en torno a una merma de 24.6 millones de metros cúbicos diarios a 24 MMCD en el suministro de gas a Brasil debido a la toma por campesinos de una estación de bombeo en el vecino país.

El ministro dijo, sin embargo, que esta semana, durante una reunión cumbre energética en Venezuela, su colega boliviano Carlos Villegas ''me dijo que todos los esfuerzos serán hechos para garantizar el abastecimiento y que la prioridad es el gas de Brasil''.

Brasil consume diariamente unos 42 millones de metros cúbicos de gas, más de la mitad suministrado desde Bolivia.

El ministro afirmó que ya desde el año pasado Brasil trabaja en desarrollar campos de gas en el país y, dentro de un plan económico lanzado por el gobierno en enero, está contemplada la construcción desde 2008 de dos plantas de transformación de gas líquido a estado gaseoso -una en Ceará en el norte del país y otra en Río de Janeiro-ambas con una capacidad de entre 20 a 24MMCD.

Ese gas podría llegar en estado líquido cargado en barcos desde Argelia, Libia, Venezuela, Trinidad y Tobago, Nigeria o ''desde donde quiera que haya gas en condiciones de precio y confiabilidad'', dijo el ministro.

El suministro desde Bolivia se mantuvo inalterable incluso cuando La Paz anunció el 1 de mayo del 2006 la nacionalización de su industria hidrocarburífera. Por ese decreto de nacionalización es que el 50% más uno de las dos refinerías que Petróleo Brasileiro SA (Petrobras) tiene en Bolivia deben pasar a manos del estado.

Pero desde mayo las dos partes no han alcanzado un acuerdo sobre el precio que pagaría La Paz a Petrobras por esas instalaciones, una en Cochabamba y otra en Santa Cruz y cuya producción en un 90% se destina al mercado interno boliviano.

Petrobras ha dicho que ha invertido unos 105 millones de dólares en las dos refinerías que adquirió a fines de los años 90.

El presidente Evo Morales afirmó esta semana que Petrobras ha manifestado su disposición a ''vender el cien por ciento de sus bienes o acciones de las refinerías. El tema radica si es a precio de mercado internacional o si es a precio de valor patrimonial'', que sería el que está dispuesto a pagar La Paz.

 

 

Ahora ve
No te pierdas