Bancos italianos, al quite por Telecom

Uno de los mayores bancos, Intesa Sanpaolo, quiere formar un "acuerdo nacional" para competir; la intención es que la red de telefonía -particularmente la fija- quede en manos nacionales.
Italianos quieren conservar en manos nacionales su telefónic  (Foto: )
MILÁN (CNN) -

Los intentos de mantener a Telecom Italia, la firma de telecomunicaciones más importante del país, en manos italianas, se canalizan en dos vías, dijeron este viernes varios periódicos, luego de que uno de los mayores bancos señaló que estaba trabajando en un acuerdo nacional.

"Telecom Italia es una compañía muy importante para nuestro país (..) creemos que es posible colaborar con otras instituciones financieras para buscar soluciones que respeten todos los intereses", dijo Corrado Passera, responsable de uno de los mayores bancos del país, Intesa Sanpaolo

Pirelli, dueño de Telecom Italia, está en negociaciones exclusivas con AT&T y con la América Móvil para venderles una participación mayoritaria en Olimpia, firma que controla a la telefónica italiana con una participación del 18%.

Aunque la línea oficial del Gobierno de centroizquierda es que las decisiones del consejo de administración son sagradas, existe la preocupación sobre un posible control extranjero de Telecom Italia, especialmente de la estratégica red fija.

"El Gobierno está preocupado y está siguiendo (el asunto) de cerca", dijo el ministro de Comunicaciones, Paolo Gentiloni, al diario La Stampa en una nota publicada este viernes.

"Es obvio que para una compañía estratégica importante (..) es absolutamente clave si el mercado, las compañías y los bancos se las apañan para que siga siendo italiana", dijo.

Los principales bancos italianos están trabajando en ese sentido, bien a través de un acuerdo con un equipo trasatlántico o encontrando un socio europeo.

El banco de inversión Mediobanca y la aseguradora Generali, que tienen derechos preventivos en Olimpia, han criticado la decisión de Pirelli de despedir al presidente de Telecom Italia, Guido Rossi, y pedido a su propietario, Marco Tronchetti Provera, que se enfrente con los inversores.

Rossi, que sustituyó a Tronchetti cuando éste dejó el timón de Telecom Italia en septiembre pasado en una disputa sobre estrategia con el primer ministro italiano, Romano Prodi, renunció el viernes como estaba previsto.

Rossi dijo en una entrevista publicada el viernes que había promovido negociaciones previas con la española Telefónica

 

Arrogancia

"El presidente de Telefónica (César Alierta) quedó indignado con la arrogancia de Tronchetti (..) vio que Tronchetti quería quedarse con el control (..) un control que no tenía", dijo Rossi a La Stampa.

Tronchetti, que tiene acciones en Telecom Italia, ha mantenido conversaciones con varios posibles socios extranjeros, incluida Telefónica, en su intento de vender la inversión.

Las negociaciones con las instituciones italianas se han atascado por el precio, dado que Tronchetti pretende más de los 2.7 euros por acción que habían ofrecido, según informaciones de varios medios.

Ahora está hablando con AT&T y América Móvil de un precio de 2.82 euros por acción menos la deuda, estimada en unos 4,500 millones de euros por el control de una compañía valorada en unos 45,000 millones de euros.

Ahora ve
No te pierdas