Italia busca vender aerolínea

El gobierno está dispuesto a ofrecer su participación del 49.9% de Alitalia; el anuncio se da después de dos huelgas que dejaron parados a los pasajeros.
ROMA (CNN) -

Dos huelgas paralelas dejaron varados el martes a miles de pasajeros de Alitalia, al tiempo que el Gobierno italiano dijo que estaba dispuesto a salir de la propiedad de la aerolínea a través de la venta de su participación del 49.9%.

Una protesta de los tripulantes de cabina coincidió con una huelga de controladores de tráfico aéreo, lo que generó un caos que afectó a otras aerolíneas y que podía frustrar a los hinchas del club de fútbol AC Milan, que querían viajar a Atenas para asistir el miércoles a la final de la Liga de Campeones ante el Liverpool.

La paralización coincide con el envío de una carta del Estado italiano a los tres oferentes por Alitalia, entre ellos un grupo de capital privado de Estados Unidos que también está interesado en la española Iberia.

Italia les dijo que quería que presentaran sus ofertas por Alitalia el 2 de julio y que, aunque tenían que ser al menos por el 39.9% de la aerolínea, el Estado estaba dispuesto a vender toda su participación.

La idea podría incentivar a los compradores, que buscan mantener a la aerolínea libre del tema político, pero los sindicatos dijeron que Italia debería reconsiderar el vender completamente su aerolínea de bandera.

"Sería preferible si el Tesoro garantiza su presencia en Alitalia", dijo Raffaele Bonanni, líder del segundo mayor sindicato del país, CISL.

Alitalia, la quinta aerolínea de Europa, está perdiendo alrededor de 1.4 millones de dólares al día por las huelgas y los mayores costos del combustible. No ha presentado ganancias operacionales desde 1998, pese a varios intentos de reestructuración.

El Estado italiano ha dicho a los interesados que sus planes de reestructuración para Alitalia son más importantes que los precios de las ofertas, e hizo saber a los empleadores que el Gobierno está listo para ayudar a aliviar el impacto de cualquier recorte de empleos.

Entre los ofertantes están la rusa Aeroflot y el mayor rival doméstico de Alitalia, Air One. El tercero es un consorcio que incluye a Texas Pacific Group, que también quiere presentar una oferta por Iberia.

Quienquiera que compre Alitalia heredará sus sindicatos, que son bastante propensos a las huelgas y que ya han obligado a la aerolínea a cancelar cientos de vuelos este mes.

El martes, una protesta de los tripulantes de cabina coincidió con la huelga de los controladores de tráfico aéreo, por lo que casi 400 vuelos de Alitalia fueron cancelados, alrededor de la mitad de su tráfico diario.

La huelga amenaza con afectar hasta a 7,000 aficionados al fútbol que pretenden viajar a Grecia para la final de la Liga de Campeones. Las autoridades del tráfico aéreo civil han advertido del riesgo a la seguridad pública.

"No permitir que estas personas vuelen es un problema grave", dijo Vito Riggio, jefe de la autoridad de la aviación civil de Italia.

Mientras, la huelga de controladores aéreos prometía traer dolores de cabeza a otros viajeros.

La alemana Deutsche Lufthansa esperaba importantes problemas en sus vuelos del martes a Italia y canceló 42 de regreso. Casi 5,000 pasajeros se verían afectados.

La aerolínea de bajo presupuesto Air Berlin también prevé cancelar algunos vuelos.

Algunos desamparados viajeros tenían quejas menos nobles, incluido un hombre de Nápoles que se quejó de que el cierre de su vuelo a Bruselas podría desenmascarar su romance con otra mujer.

"Mi novia piensa que estoy en Bélgica, pero vine a Italia porque tengo otro amor aquí. Ella espera verme esta noche", dijo el viajero que pidió no ser identificado.

"Yo no sé lo que voy a a hacer, esto pasa cuando mientes", añadió.

 

Ahora ve
No te pierdas