Peligra producción de crudo en Nigeria

Los trabajadores de la petrolera Port Harcourt han amenazado con establecer una huelga indefini el gobierno nigeriano anunció que vendería 51% de las acciones de la refinería.

La producción de crudo de Nigeria, el mayor productor de África y el quinto suministrador a Estados Unidos, está hoy en riesgo por una amenaza de huelga de los trabajadores de la principal petrolera y la violencia de grupos rebeldes al sector.

La reciente decisión del gobierno nigeriano de poner a la venta 51% de las acciones de la refinería Port Harcourt, de la región Delta del Níger, fue rechazada por trabajadores del sector energético que amenazan con lanzar una huelga indefinida.

El paro, que afectaría casi en su totalidad las extracciones de crudo del país, ha sido convocado por empleados de la compañía estatal Nigerian National Petroleum Corporation (NNPC), según el portal All Africa.

Con respaldo de la Unión Nacional del Trabajadores del Petróleo y del Gas Natural (NUPENG), los empleados advirtieron al electo presidente, Umari Ya"r Adua, quien tomará protesta la próxima semana, que no permitirán que los recursos nacionales se pongan en venta.

En protesta por la decisión gubernamental, el principal grupo rebelde en el sur de Nigeria, el Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger (MEND), amenazó con hacer volar la refinería de Port Harcourt, la única en funcionamiento en la actualidad.

El grupo, que se ha responsabilizado de algunos de los ataques que se registran de manera cotidiana en oleoductos del país y el secuestro de extranjeros, aseguró que su amenaza es en serio, según reportes del diario This Day, en su página web.

"Digan a los adquirientes que han comprado polvo", afirmó Joshua Minisagha, responsable del Frente de Solidaridad de Delta del Níger y miembro operativo del MEND, en declaraciones al diario nigeriano.

Minisagha dio el nombre de dos importantes empresarios nigerianos interesados en la compra de las acciones de la empresa y a quienes les advirtió que "no han comprado una refinería, han comprado una guerra que no podrán vencer nunca".

La venta de la petrolera del Delta del Níger, región de la que se extrae casi 90% de la producción total del país africano, ha provocado también críticas de buena parte de la sociedad civil y sindical de Nigeria.

Además, de varios actos de violencia por parte de grupos rebeldes que exigen al gobierno una mayor participación en el reparto de la producción y venta de crudo, principal recurso de la economía nigeriana.

En el marco de la violencia de este martes, hombres armados secuestraron esta mañana a un empleado libanés de la construcción, en la ciudad sureña de Warri, cuando se dirigía a la Nigercat Construction Company.

Bisi Owoyemi, portavoz de la policía local, dijo que las primeras investigaciones revelan que el libanés, cuya identidad no fue revelada, fue secuestrado por un comando de cuatro hombres, que le cerraron el paso y huyeron en el propio vehículo del rehén.

En lo que va de este año, cerca de un centenar de extranjeros que trabajan o residen en Nigeria han sido secuestrados por grupos armados, que por lo regular los liberan tras cumplirse sus demandas, en su mayoría relacionadas con cuestiones económicas.

Ahora ve
No te pierdas