Peugeot mete freno y reduce gastos

La fabricante de autos francesa quiere ganar bajar sus costos fijos en un tercio;
PARÍS (CNN) -

PSA Peugeot Citroen, el segundo mayor fabricante de autos de Europa, reveló el miércoles un plan para reducir sus costos fijos en casi un tercio, de manera de mejorar su rentabilidad y su participación de mercado, y evitar nuevos recortes de empleos.

El presidente ejecutivo de la automotriz francesa, Christian Streiff, delineó los planes para ahorrar un 30% en sus costos fijos, en momentos en que los fabricantes de autos europeos se esfuerzan por mejorar su eficiencia frente a la dura competencia, particularmente de Asia.

PSA, que secunda a la alemana Volkswagen AG en términos de ventas en Europa, planea lanzar una serie de nuevos modelos antes del 2010, hasta llegar a un total de 41 modelos de última generación.

Las automotrices europeas han sido desfavorecidas por el fortalecimiento del euro, comentó Streiff.

"Es la fuerza del euro la que está creando una enorme desventaja frente a los rivales de Estados Unidos y Japón, ya que permite importaciones a precios imbatibles", explicó. Incluso, agregó que el yen era un problema peor que el dólar.

Streiff dijo que PSA pretende ampliar su participación de mercado en Europa, que cayó al 13.3% en abril del 2007, desde un máximo del 15.5% en el 2002.

También comentó que la compañía trataría de evitar recortes masivos de empleos o el cierre de fábricas.

"El objetivo es ejecutar las reducciones de costos fijos en todas y cada una de las fábricas. Nunca puedo decir nunca, pero queremos evitar planes sociales masivos. Queremos evitar reducir nuestra capacidad con el riesgo de tener que reimpulsarla después a costos más altos", dijo a la prensa.

PSA Peugeot Citroen desarrollará un plan de ahorros por 600 millones de euros (806.9 millones de dólares) al año y a eso sumará el recorte de costos fijos.

PSA ha sufrido estrechos márgenes de ganancias operacionales -sólo un 2% en el 2006- y su acción ha sido impactada por las tres advertencias que ha hecho sobre sus utilidades en poco más de un año.

PSA ya anunció un plan de recorte de 4,800 puestos de trabajo, a través de retiros voluntarios en Francia durante el 2007, de una plantilla de 122,000 empleados, después de congelar las contrataciones en el 2006 y cerrar la planta de Ryton en Inglaterra.

Los costos de las compras deberán bajar un 6 por ciento al año, frente al 4 por ciento previo, en parte mediante la compra de más insumos a países más baratos.

"Ahora estamos monitoreando de cerca el desarrollo de los precios de los proveedores y cualquier exceso será rápidamente informado al presidente ejecutivo, quien pedirá una explicación al jefe de la empresa proveedora", comentó Streiff.

Agregó que la industria automotriz tendrá que enfrentar los mayores costos de las materias primas durante un tiempo.

Streiff, que fue presidente ejecutivo de Airbus por 100 días antes de unirse a PSA, anunció que el grupo lanzará 21 nuevos modelos para el mercado europeo y otros 20 especialmente para China y Sudamérica.

Ahora ve
No te pierdas