Wal-Mart se mira el ombligo

La cadena minorista ha perdido credibilidad en ser la mejor opción, según un informe interno; Wal-Mart dijo que sus signos de identidad como los bajos precios están jugando en su contra.
NUEVA YORK (Notimex) -

Wal-Mart, la cadena de minoristas más grande del mundo, reconoció que algunos de sus signos de identidad, como los bajos precios, están jugando en su contra y han dejado de ser "la opción más inteligente" para actuar en contra de sus rivales.

Un informe interno, publicado este miércoles por el periódico The New York Times y elaborado en octubre de 2006 por la consultora GSD&M que trabajaba para la compañía, reveló que Wal-Mart ha perdido credibilidad en ser la mejor opción.

Las conclusiones del reporte son devastadoras para Wal-Mart, sobre todo en un momento en el que trata de dar un paso adelante y saltar al nicho de productos más sofisticados y caros.

Por ello, su política de precios bajos –una de las claves de su éxito-, estaría jugando ahora en su contra.

El informe, basado en entrevistas a los clientes, concluye que Wal-Mart no es vista ya como "la opción más inteligente" cuando se quiere comprar ropa, decoración para el hogar, productos electrónicos, medicinas o comida.

Es precisamente en estas áreas donde sus ventas han decaído más y donde se centran los esfuerzos de la compañía en la actualidad.

"La verdad es que nuestros clientes no creen que seamos la opción más inteligente en las categorías en las que queremos crecer más", indicó el documento clasificado como secreto.

"La marca Wal-Mart no fue construida para inspirar a la gente cuando compra, sostener su mano cuando toma una decisión de alto riesgo o enseñarles cómo analizar todos los elementos de una vez", subrayó el reporte.

Agregó que "nuestra política de bajos precios realmente sugiere baja calidad", sobre todo en productos electrónicos, donde Wal-Mart reconoce que ha perdido terreno frente a rivales como Target o Best Buy, más especializados en estos productos.

Un portavoz de la empresa contactado por The New York Times dijo que el reporte de 55 páginas "es viejo y en algunos capítulos es simplemente erróneo".

Wal-Mart atrae 138 millones de clientes cada semana en todo Estados Unidos, pero, según el reporte, el número de ciudadanos que dicen que la cadena es su primer destino para hacer la compra ha caído en dos años de 75% a 67%.

La copia del informe fue entregada al periódico por WakeUpWalMart.com, una asociación crítica con la empresa y cercana a fuerzas sindicales.

La compañía con sede en Bentonville, Arkansas, es el empleador privado más grande de Estados Unidos, con 1.3 millones de trabajadores en cerca de 4,000 tiendas repartidas por todo el país.

En los últimos tiempos, el grupo ha hecho frente a una dura campaña de denuncias que han dañado su imagen, siendo acusada de bajos salarios, escasos beneficios para sus empleados, contratar a inmigrantes ilegales y discriminar a sus trabajadores.

Igualmente, la oposición de los sindicatos locales han impedido que instale nuevos establecimientos en grandes núcleos urbanos. Un caso es el de Nueva York.

Los sindicatos acusan a Wal-Mart de minar el mercado laboral allí donde se asientan debido a su política de bajos salarios y escasa cobertura a sus empleados.

Hace unas semanas, la organización Human Rights Watch (HRW) acusó a Wal-Mart de violar los derechos de sus trabajadores, en concreto de impedir que se afilien a sindicatos.

Ahora ve
No te pierdas