Las 10 lecciones del éxito de Televisa

Alfonso de Angoitia, vicepresidente ejecutivo de la televisora, revela su decálogo;
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Tras una década de redimensionamiento en la empresa que significó recortar su tamaño en 40%, sanear sus finanzas, y cambiar la forma de hacer negocios, Televisa, el consorcio de medios más grande de habla hispana, da los 10 consejos para aquellas empresas que necesiten renovarse para tener éxito.

Alfonso de Angoitia, vicepresidente ejecutivo de la compañía presentó su decálogo del éxito en la conferencia de ExpoManagement 2007.

 

1.- Camarón que se duerme -por más grande que sea- se lo lleva la corriente. Las cosas más difíciles al momento de cambiar el rumbo de una empresa son: dejar de lado la nostalgia y el sentimentalismo, y analizar detenidamente qué y a quiénes vale la pena conservar para salir adelante.

2.- La medicina amarga debe tomarse lo antes posible y de golpe. Resulta más traumático para el personal recibir la información y los cambios a cuentagotas.

3.- Mantén constante comunicación con el personal. Cuando se hacen grandes reestructuras, “radiopasillo” funciona más rápido a veces que la comunicación oficial y causa rumores y desánimo entre el personal.

4.- Escucha a tus clientes. Para saber cuáles son sus necesidades y los productos que se les puede ofrecer.

5.- En los recortes de costos y gastos los líderes de la empresa deben poner el ejemplo. No se puede tener al presidente de la empresa, por ejemplo, viajando en aviones privados, mientras al personal se le pide austeridad.

6.- Si una empresa tiene  futuro se salvará y acabará más fuerte después de la reestructura. Cuando los cambios son necesarios para sobrevivir, deben hacerse.

7.- Confíen en ustedes mismos por muy jóvenes que sean. De Angoitia emprendió el reto de reestructurar Televisa cuando tenía menos de 35 años, por lo que aseguró que el ser joven no es un obstáculo para triunfar, muchos casos pueden ser un incentivo para la toma de riesgos analizados.

8.- Una reestructura no es permanente si no se logra un cambio cultural. Es necesario que todo el personal tome conciencia de que tras un redimensionamiento es necesario enfocar mejor los recursos y buscar una mayor eficiencia.

9- No deben dejar de tomar riesgos si los proyectos los ameritan. Un ejemplo de ello son los cambios en los contenidos de la programación que ofrece Televisa y que ahora se exporta a cerca de 60 países.

10- No cabe duda que la disciplina financiera paga. Tras haberse encontrado en problemas para pagar su deuda hace 10 años, actualmente las emisiones de deuda de Televisa tienen calificaciones por arriba del riesgo soberano mexicano.

Ahora ve
No te pierdas